02 de diciembre de 2017
02.12.2017
Presupuestos

El PSOE plantea 72 medidas para apoyar las cuentas en la Diputación de Málaga

Los socialistas incluyen el fin de las ayudas discrecionales y un plan de empleo entre sus exigencias

02.12.2017 | 05:00
Francisco Conejo, acompañado por los diputados del PSOE.

El PP dice que las medidas del PSOE son «inviables»

  • El portavoz del equipo de gobierno del PP en la Diputación de Málaga, Francisco Salado, compareció a las pocas horas de hacerlo Francisco Conejo para rechazar la batería que trasladó el grupo socialista en la institución para negociar el presupuesto de 2018. Salado aseguró que los planteamientos del PSOE son «inviables» porque supondría duplicar las cuentas «y no hay recursos suficientes para ello». Lamentó, en este sentido, que la actitud del PSOE «no es la búsqueda del acuerdo ni del consenso, sino una muestra más de obstrucción y de paralización de la aprobación del presupuesto» de 2018. En este sentido, aunque agradeció las 72 medidas planteadas, aseguró que no eran más que un «brindis al sol». Salado insistió en que el PSOE «sabe de sobra que lo que propone es inviable». «Paralizar las cuentas es una irresponsabilidad», dijo.

­El PSOE destapó este viernes las cartas que quiere jugar en la negociación de los presupuestos de la Diputación para 2018. El portavoz del PSOE en la institución provincial, Francisco Conejo, detalló una serie de medidas que deberían contar con el visto bueno del equipo de gobierno del PP. En total, 72 medidas que se convierten en 72 exigencias para que el PSOE vote a favor de los presupuestos para el próximo ejercicio 2018. Conejo exigió una negociación simultánea con todos los partidos y no sólo reuniones bilaterales. «La negociación presupuestaria debe producirse entre todos los grupos y no exclusivamente entre el equipo de gobierno y cada uno de ellos, de manera bilateral», resaltó Conejo.

Para el portavoz de los socialistas, se trata de «un derecho fundamental de participación de los diputados en los asuntos públicos, según el artículo 23 de la Constitución». «Lo que es habitual en otras instituciones parlamentarias y deliberativas debe ser un hecho en la Diputación, por ley y por disposición del gobernante a un verdadero cambio en la institución», subrayó.

Medidas concretas

El fin de la discrecionalidad en el reparto de los recursos económicos o en especie y la asistencia técnica «debe ser una realidad en el presupuesto de 2018», precisó Conejo uno de los puntos innegociables. También situó como punto de partida en la negociación y condición «irrenunciable», la recuperación de los derechos de la plantilla, promover su estabilidad, tanto del personal propio de la Diputación como de sus entes dependientes».

Un plan de empleo gestionado por los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes y mancomunidades malagueñas para la contratación de desempleados; un plan complementario de inversiones cofinanciadas con nueve millones de euros en dos anualidades para proyectos de deporte, cultura y ocio y 15 millones para las carreteras provinciales son algunas de las propuestas.

En un principio, el equipo de gobierno del PP ha fijado un pleno para los presupuestos el próximo 22 de diciembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine