09 de diciembre de 2017
09.12.2017
Urbanismo

Piden rechazar la edificación de una sacristía sobre parte de los jardines de la Catedral

Málaga para la Gente reclama al equipo de gobierno que impugne la inscripción realizada a nombre del Obispado de esta histórica zona verde

09.12.2017 | 05:00
Dos turistas en los jardines de la Catedral de Málaga.

Málaga para la Gente llevará una moción a la próxima Comisión de Ordenación del Territorio, que se celebra el miércoles, en la que insta al equipo de gobierno a que cumpla con su «obligación de vigilar, mantener y cuidar el patrimonio de la ciudad y que, por lo tanto, estudie impugnar la inscripción realizada a nombre del Obispado de los jardines de la Catedral, por entender que siempre han sido municipales y públicos». Reclama el grupo, además, que el Consistorio rechace la construcción de una sacristía sobre estos jardines, «eliminando una de las mejores panorámicas de la Catedral y no colabore en una operación que tiene sentido».

Titularidad

Explica la federación de izquierdas que el Obispado «inmatriculó la Catedral en 2011 a su nombre, aprovechando una posibilidad que introdujo en la legislación el Gobierno de Aznar en el 98». La nota registral fue adquirida gracias «a un certificado administrativo autorizado por el Ayuntamiento» el 7 de febrero de 2011.

Además, reflexionan los ediles del grupo, «ante la petición de subsanación de discrepancias respecto a la titularidad de los jardines realizada por el Catastro, se cambió un informe oficial del servicio de patrimonio de la Gerencia de Urbanismo en el que se sostenía que los jardines eran municipales y públicos, por otro informe que sostenía que eran de la Iglesia. Se basa este segundo informe en una supuesta acta de 1942 de la comisión permanente municipal». «Pero de este acta no se desprenden las afirmaciones sobre la titularidad, ya que la misma habla de que el Consistorio pide permiso para demoler un almacén que había en Císter y que lindaba con una casa municipal derribada. Este permiso se concede a cambio de que el Ayuntamiento continúe las cadenas y las columnas del trozo donde estaba el edificio», agregan.

Los jardines han sido gestionados por el municipio desde hace sesenta años, pero en marzo de 2012 cambió el criterio. «No hay ningún título que pueda hacerle considerar al Obispado que los terrenos son suyos. Han sido gestionados y pagados con el dinero de todos», precisan, para aclarar: «Estos jardines constituyen una de las mejores panorámicas de la Catedral que podría desaparecer si se llevara a cabo la aspiración antigua de la Iglesia de construir adosado a la Catedral un edificio para albergar una sacristía». Esta es una idea del siglo XIX, «pero es bien conocida la aspiración el Obispado de retomarla al incluirla entre las actuaciones prioritarias del plan director de la Catedral, por delante incluso de la construcción de la torre que no se pudo realizar».

«Nuevo atentado al patrimonio»

Ello, a juicio de Málaga para la Gente, sería «un nuevo atentado al patrimonio de la ciudad. El codicioso Obispado ha puesto el foco de su objetivo en los 415 metros de precioso jardín que el Ayuntamiento mantiene y paga, es decir, los ciudadanos, desde principios de los años 40 en los que este los creó, para construir una sacristía».

Entienden los ediles de IU que «arrebatarían a la generalidad la posibilidad de disfrutar de unos bellísimos y recoletos jardines a cambio de visitar ¡una sacristía! Hay quien se teme además que la sacristía sería sólo una tapadera para implantar otro tipo de usos, ya que los jardines se hallan en la zona de circuito de los turistas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine