21 de diciembre de 2017
21.12.2017
Política social

El 80% de los auxiliares de ayuda a domicilio no llega a fin de mes

Los trabajadores denuncian que sus labores no se ajustan a lo definido por la administración

21.12.2017 | 13:53
Una imagen de la rueda de prensa ofrecida este jueves por UGT.

El informe presentado por el sindicato UGT de Málaga denuncia las dificultades de los auxiliares de ayuda a domicilio, una profesión a la que se dedican entre 3.000 y 4.000 personas en la provincia, mayoritariamente mujeres, cuyo salario suele ser el único en su familia

El secretario de Políticas Sociales de FeSP-UGT Málaga, Antonio Vázquez, ha denunciado la "situación de vulnerabilidad" en múltiples aspectos en la que se encuentran los auxiliares de ayuda a domicilio. La precarización laboral es uno sus principales problemas: El 71% de los trabajadores siente que su situación laboral es inestable y hasta el 80% afirma que su salario no le permite llegar a fin de mes. Una falta de estabilidad económica especialmente dura para el 67% de estos trabajadores, para los que supone el único ingreso en su familia. Una de las principales demandas del sindicato es que realmente se cumpla con lo establecido en el convenio y las leyes laborales vigentes, que el 35% de los auxiliares de ayuda a domicilio considera que no se respetan. Los trabajadores se quejan de la ausencia de controles que velen por su propia salud o seguridad y de la falta del equipamiento y formación necesarios, ya que hasta el 36% no recibe de ningún tipo.

El sindicato también critica la falta de atención de los Servicios Sociales y de evaluaciones que, periódicamente, comprueben cuál es la situación del usuario y las responsabilidades y riesgos del trabajador. Además, el 43% cree que no existe una buena organización por parte de la administración, por la que no se sienten escuchados ni creen que les facilite herramientas para denunciar los abusos. Más de la mitad de los trabajadores solicita que se les defina claramente cuáles son sus funciones y responsabilidades, ya que, habitualmente, en el trabajo se les pide que sobrepasen sus propias tareas como auxiliares o que incluso atiendan al resto de la familia. El reconocimiento social es otro de los aspectos que que creen fundamental intentar mejorar, ya que más del 50% dice no sentirse valorado y hasta el 84% nunca ha recibido ningún incentivo o reconocimiento por su trabajo. Esto se refleja en su trabajo diario, en el que los auxiliares de ayuda a domicilio denuncian sufrir continuas faltas de respecto, abusos y sobrecargas de trabajo. Además, el 53% tiene problemas para conciliar su vida familiar con la laboral.

Por último, UGT denuncia la poca financiación y la licitación de la empresa privada a la baja, que suele conllevar que no se respete el convenio existente, y pide a los organismos públicos que no se permita volver a contratar a aquellas empresas que lo incumplan. Según Ramón Sánchez, secretario de Salud del sindicato, "se hace necesario municipalizar estos servicios" para mejorar la calidad del servicio, las condiciones laborales de los trabajadores y la participación en la gestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine