24 de enero de 2018
24.01.2018
Sector inmobiliario

Málaga firma un alza del 60% en proyectos de nuevas viviendas y ratifica su reactivación

La provincia cierra 2017 con 4.895 proyectos, la cifra más alta de los últimos nueve años - Los arquitectos afirman que la banca y los inversores internacionales son los que más tiran de la actividad

24.01.2018 | 13:03
Un promoción de viviendas en construcción en Málaga.

El número de viviendas terminadas se duplica

La actividad constructora y promotora ha confirmado en este pasado 2017 su clara tónica de revitalización con un nuevo y sustancial crecimiento anual del visado de viviendas en la provincia de Málaga para la construcción de futuros inmuebles (el tercero consecutivo). El ejercicio se ha cerrado en concreto con 4.895 viviendas visadas, lo que supone un aumento del 60,9% en relación al año anterior,según ha explicado este miércoles el decano del Colegio de Arquitectos de Málaga, Francisco Sarabia. La cifra de visados registró su mínimo histórico en la provincia en 2014 (798) y desde entonces viene repuntando por la mejora económica general. Este 2017 ha apuntalado definitivamente esa tendencia al alza. Para encontrar un dato mejor hay que remontarse a 2008, año que con 13.000 visados marcó el comienzo de la crisis económica con el estallido de la burbuja inmobiliaria. Siguen quedando muy lejos, eso sí, las cifras previas a la recesión (en 2007, por ejemplo, se visaron 27.000 proyectos y en 2006 más de 45.000).

Sarabia ha apuntado que esta subida, unida a la de años anteriores, permite hablar ya de una dinámica de crecimiento "sostenida y razonable", aunque a su juicio todavía no puede hablarse de una salida de la crisis debido a que se viene de cifras de actividad muy baja. "Estamos en una etapa ligeramente al alza que ya no es coyuntural. Nos encontramos en un periodo sostenido de crecimiento y en línea de abandonar la crisis. Esperamos que en breve, en un plazo de cuatro o cinco años, podamos recuperar ya una línea de trabajo normal", ha precisado. Los arquitectos consideran que esa normalidad debe traducirse, en el caso de una provincia como Málaga, a una cota de entre 20.000 y 25.000 visados al año, sin repetir las abultadas cifras de antaño que dieron lugar a la recesión. "El boom inmobiliario nadie lo desea. Aquella etapa frenética estaba fuera de control y acabó como todos sabemos", ha comentado el decano.

Por localidades, el mayor número de visados en 2017 se ha concentrado en Málaga capital (1.214), Estepona (800), Mijas (516), Fuengirola (291), Rincón de la Victoria (276), Marbella (252), Casares (240), Benahavís (204), Vélez Málaga (168), Benalmádena (159), Torremolinos (143), Alhaurín de la Torre (139), Ojén (97) y Manilva (73) y Nerja (69). La capital y toda la franja litoral reúnen así la mayor parte de los nuevos proyectos. Sarabia ha destacado el aumento de actividad que se percibe ya en toda la costa malagueña, mientras que el interior continúa algo más rezagado.

La inversión total realizada en los proyectos visados en la provicia a lo largo de 2017 ha sido de 825 millones de euros. Sarabia ha comentado que la mayor parte de la actividad está viniendo de entidades bancarias y operadores vinculadas a ellas (dada la gran cantidad de suelo que acumuló el sector financiero a raíz de la crisis) e inversores internacionales. Los arquitectos esperan que las empresas locales del sector también se vayan sumando en mayor medida a este resurgir para poder generar más trabajo para su sector. El Colegio de Arquitectos cuenta actualmente con 1.200 integrantes.



Para 2018 se espera de momento que el crecimiento se mantenga estable aunque los arquitectos han apremiado a los ayuntamientos a que potencien la tramitación electrónica de los diferentes proyectos que se les presentan para acabar con los "atascos importantes" que, según Sarabia, se vienen produciendo en los departamentos de urbanismo. El decano también ha recordado que para este año también está prevista la reforma de la Ley Urbanística de Andalucía (LOUA) por parte de la Junta de Andalucía, que a juicio de Sarabia apostará por consolidar los actuales espacios todavía disponibles en las ciudades en lugar de buscar nuevas expansiones, algo que puede moderar mucho los crecimientos.

Lo que sí sigue echando en falta el Colegio de Arquitectos es una mayor presencia de vivienda protegida entre los nuevos proyectos que se presentan, algo que achacan a la falta de apoyo administrativo ya que, según comentan, los planes institucionales en este apartado están apoyando el alquiler y no la venta. En 2017, por ejemplo, sólo se han visado 125 VPO (un 2,5% del total de proyectos), y prácticamente todos ellos están en Málaga capital.

En cuanto al número de viviendas acabadas, el año 2017 también ha constatado una gran subida con 2.583 inmuebles terminados en Málaga, cifra que duplica la del año precedente. «Son las viviendas que empezaron a construirse hace dos o tres años y que ya se están acabando y empiezan a llegar al mercado», ha detallado Sarabia.

La estadística de viviendas terminadas marcó mínimos históricos en 2015 (se finalizaron únicamente 1.134 en todo el ejercicio) y a partir de ese momento comenzó a subir ligeramente (1.235 en 2016). Desde 2012 no se acababan tantas casas como este pasado año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp