14 de febrero de 2018
14.02.2018
Peñistas

El presidente de las peñas afirma tener el respaldo de la mayoría de entidades

Carmona rechaza, en una carta enviada a las organizaciones de La Alcazaba, todas las acusaciones de la Federación por un Real Estable

14.02.2018 | 05:00
Miguel Carmona, presidente de las peñas de Málaga.

El presidente de la Federación Malagueña de Peñas, Centros Culturales y Casas Regionales La Alcazaba, Miguel Carmona, ha salido al paso de las acusaciones vertidas por la Federación por un Real Estable, tras la carta que envió su presidente, Juan Antonio de Luque, en la que anunciaba una moción de censura para descabalgar del cargo a Carmona se le acusaba de falta de diligencia en la defensa del colectivo, entre otras cosas. Carmona aseguró ayer a este periódico que la mayor parte de las entidades apoyan su gestión y ha remitido una carta a las mismas explicando todas y cada una de las aseveraciones de De Luque, una misiva en la que se rechazan todas las acusaciones.

Las acusaciones son «falsas» y acusa al colectivo creado el 1 de febrero cuyo fin es «desarrollar actividades sociales, de ocio, culturales y tradicionales todo el año en el Real de Cortijo de Torres». «Y para conseguirlo, pretenden construir de ladrillo todas las casetas de las entidades que componen esa federación», dice, para insistir en que ha sido la Federación Malagueña de Peñas, con más de 40 años de historia, la que más presencia tiene en el Real con más de cien módulos. «Y es por nuestras casetas por lo que estamos en su punto de mira», dijo. El Cortijo de Torres es el resultado del trabajo de las directivas anteriores de Rafael Trigos y Jesús González, «y nosotros continuamos con la labor de nuestros predecesores». «Se trata de una labor reconocida por nuestras instituciones públicas y por la sociedad malagueña durante todos estos años. Y esto, señores y señoras presidentes, es historia de Málaga escrita por la Federación Malagueña de Peñas y por mucho que pretendan cambiarla y ensuciarla no se lo vamos a permitir», dice en la carta Carmona. Avanza el presidente medidas, que irá comunicando según toque.

Pide a los peñistas que imaginen que Luque logra que haya elecciones a través de una moción de censura. «Pensad qué pasaría si uno de los futuros candidatos resulta ser afín a la Federación por un Real Estable y gana las elecciones, resultando un presidente cuyo único interés son las entidades que tienen caseta en la Feria. Esto sería desastroso para nuestro colectivo», señala. «Sería y lo es porque tenemos entidades asociadas que ya pertenecen al máximo órgano de gobierno de la Federación por un Real Estable: concretamente la Peña Caballista Monteclaro, que está asociada a la Federación Malagueña de Peñas y a su vez pertenece al máximo órgano de gobierno de la Federación por un Real Estable, a través de la misma persona: el señor Juan Antonio Luque». «No es ni ético ni es leal pertenecer a la Federación Malagueña de Peñas y al mismo tiempo pertenecer a quien nos quiere dividir para conseguir casetas y poner ladrillos», señala.

Dice Carmona que Luque ha presentado un listado de entidades al Ayuntamiento que tienen la intención de realizar obras en sus casetas para hacerlas estables y que entre ellas hay entidades que pertenecen a la Federación Malagueña de Peñas, «pues bien a día de hoy cinco de esas entidades, incluido de las nuestras, han presentado su apoyo a la Federación Malagueña de Peñas». A estas entidades se sumarán más los próximos días.

También se ha trasladado un escrito al Consistorio por la actitud del colectivo de De Luque hacia las peñas federadas en La Alcazaba, una actitud que va «en contra del espíritu de respeto, concordia, dignidad y tolerancia». Afirma que De Luque no tiene autoridad legal ni moral para pedirle explicaciones sobre la economía de las peñas. «Métase en sus asuntos y deje en paz a mi colectivo». También explica que los directivos cesados, que según De Luque lo fueron por mensajería instantánea, recibieron sendas cartas en las que se les expresaba agradecimiento y se reconocía su inestimable aportación.

En relación a los cargos de la junta directiva que reciben remuneraciones, «no son cargos, señor De Luque, y por tanto no son remuneraciones. Es un cargo sin remunerar y por otro lado hay un trabajo, profesional y remunerado».

Dijo De Luque en su carta que dos entidades con solera habían causado baja, Jubimálaga y la Peña Malaguista Liceo, pero en el mismo periodo han entrado la Asociación Hanuca y la Peña Los Treinta Amigos, luego las bajas son igual a cero. En relación al nombramiento del expresidente, Manuel Curtido Oliva, como persona non grata, asegura que no lo ha sido por sus muchos años trabajando por las peñas, sino por el daño «que le está haciendo a nuestro colectivo desde las pasadas elecciones a la presidencia de la Federación, donde se presentó y perdió». «Públicamente el señor Curtido nos ha denunciado pidiendo que se nos investigue, que se nos corten las subvenciones, que tiren de la manta, hasta ha ido a nuestros esponsors para que nos retiren su aportación».

«Cuarenta años lleva la Federación Malagueña de Peñas, año tras año, defendiendo los intereses de sus peñas y asociaciones en la Feria de Málaga, así como los intereses de la propia Feria como bien cultural» y relata una serie de eventos organizados, destaca que no ha habido falta de diligencia, ya que la edil de Servicios Operativos y el de Ordenación del Territorio, Teresa Porras y Francisco Pomares, respectivamente, acudieron a la sede para abordar el asunto. Informa que, cuando salga el pliego, se informará a todas las peñas.

Juan Antonio de Luque ha explicado a La Opinión esta mañana que la carta y las manifestaciones hechas lo son en calidad de presidente de la Peña Caballista Monteclaro y no como responsable de la Federación de Entidades para un Real Estable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp