19 de febrero de 2018
19.02.2018
Sanidad

La Junta da un plazo de seis años para hacer el macrohospital, que costará 230 millones

El grupo de expertos entregará el plan funcional este verano y la Junta espera licitar la redacción del proyecto a finales de 2018, de forma que en su confección se tardarán 12 meses a los que habrá que sumar un lustro para construirlo

19.02.2018 | 14:13
La consejera de Salud, ante los medios.

La Junta no responde al hecho de que Bendodo vincule la cesión de suelos con la edificación de otro centro en el Este

La consejera de Salud, Marina Álvarez, se reunió este lunes en el pabellón de gobierno del hospital Regional Universitario con el grupo de expertos que prepara las propuestas para la construcción de un macrohospital en la capital y, por primera vez, habló de tiempos, después de que los médicos pidieran un calendario claro y aseguraran, directamente, que no se fiaban. Álvarez fue clara: los expertos entregarán su plan funcional previsiblemente en verano y a finales de 2018 podría licitarse la redacción del proyecto, que tardará en ejecutarse en torno a un año, tras lo que habría que adjudicar las obras, que estas empezaran y esperar un lustro para su conclusión, es decir, que en ningún caso estarán antes de 2025 y esto siendo muy optimistas, porque lo normal en una obra de estas características es que se retrase aún más, como ocurre, por ejemplo, con el metro.

«Nuestro compromiso con el hospital es firme, nos comprometimos a no demorarlo y estamos preparados para hacer frente al proyecto, debe terminarse antes el plan funcional; el coste será de unos 230 millones de euros y estamos preparados incluso para licitar a finales de año la redacción del proyecto, es un proyecto complejo; en 2019 se terminaría el proyecto y se podría avanzar ya con la licitación de las obras», señaló la consejera.

El proyecto de macrohospital supondrá una compleja reordenación de funciones y servicios, de forma que en el pabellón del viejo Carlos Haya (Regional) serían atendidos los pacientes subagudos. Este inmueble, que tendría unas 500 camas, según explicó hace pocos meses el Consejo Social de la ciudad, tendría un concepto comunitario, estando centrado en la Medicina Interna, la rehabilitación y los paliativos, un concepto novedoso en todo el país. Además, se levantaría un nuevo pabellón tras el Materno Infantil, en los terrenos que ocupa ahora el centro cultural de la Noria, propiedad de la Diputación.

El macrohospital tendría 830 camas y tardaría cinco años en construirse. «Será un edificio muy tecnológico, que permitiría tener la ubicación de la mayoría de recursos sanitarios unidos en una misma área, lo que permitiría optimizar los recursos ya existentes; hay espacio suficiente para aumentar los recursos y es una zona bien comunicada, se aboga por un hospital grande, de tercer nivel, competitivo; es un proyecto muy innovador, que plantea la atención de grupos diferenciados de pacientes, los que son agudos (necesitan ingresos) serán atendidos en este edificio», explicó la consejera.

Se han hecho estudios de demanda de camas, de futuras necesidades adecuadas a esa demanda, añadió, y aseguró que mejorarán la calidad y la asistencia, de forma que mejorar las expectativas en cuanto a intimidad, confort y acompañamiento de los pacientes y sus familiares, «se plantean habitaciones individuales».

El edificio del Regional, por otro lado, «serviría para tratar a pacientes subagudos que necesitan un acceso diferenciado al hospital, que tienen una atención más basada en los cuidados, en el entorno domiciliario del paciente».

La consejera insistió en que su compromiso es firme y quiere darle celeridad al hospital. Luego, los servicios transversales serán los de formación, logística y compras, entre otros.

Hay un problema que podría retrasar el proyecto aún más. El suelo donde se quiere levantar el nuevo pabellón es propiedad de la Diputación Provincial y su presidente, Elías Bendodo, dijo que cedería esa parcela siempre que la Junta se comprometiera a hacer un hospital en el distrito Este de la ciudad o en próximos de la Axarquía como Rincón de la Victoria. Al respecto, la consejera señaló: «Tendremos que hablarlo con el grupo que propone construir el edificio allí, tendremos que compartirlo con el alcalde y valoraremos las posibilidades. La apuesta por el centro es clara y buscaremos el sitio más adecuado para dar respuesta».

En relación al hospital del distrito Este, una demanda histórica de estos vecinos, aclaró que «hay un centro de atención primaria que tenemos que mejorar, hacerlo más resolutivo e incluir más pruebas diagnósticas, como hacemos con todos estos centros, que cada vez se resuelvan en ellos más los problemas, mejorando sus urgencias y, en función de los datos de demanda, ampliarlos con pruebas diagnósticas». Es decir, que se va a potenciar el centro de atención primaria de El Palo, pero no dejó claro si se va a hacer un Centro Hospitalario de Alta Resolución de Especialidades (Chare) en este distrito o se optará por otra fórmula de centro especializado, en línea con lo que pedía el Consejo Social.

Las nuevas instalaciones sanitarias se sumarían a las del Clínico Universitario Virgen de la Victoria, que continuaría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine