20 de febrero de 2018
20.02.2018
Sanidad pública

Málaga valora el anuncio del nuevo hospital pero quiere otro en El Palo

El presidente del Colegio de Médicos juzga positivo que ya se hable de plazos, pero cree que el solar puede resultar pequeño - Los sindicatos se muestran muy escépticos

20.02.2018 | 20:43
El presidente del Colegio de Médicos se reunió en La Noria con 22 asociaciones de pacientes.

La Diputación vincula la cesión del suelo a hacer un Chare en El Palo - De la Torre ve positiva la iniciativa y ofrece colaboración municipal .

Médicos, partidos políticos, colegios profesionales y sindicatos acogen con mucho escepticismo el anuncio de la Junta de que en 2024 habrá edificado un nuevo edificio hospitalario (800 camas) en el suelo que hay tras el Materno para agudos, lo que supondrá una inversión de 230 millones de euros, y además se reordenarán las funciones que se prestan en el pabellón principal del Regional (para subagudos) y otros edificios sanitarios de la ciudad. Además, la consejera del ramo, Marina Álvarez, descartó un centro hospitalario en la zona Este de Málaga, para anunciar que se potenciará el centro de salud del barrio. Todos los colectivos y estamentos consultados por este periódico valoran la noticia, pero son prudentes y exigen, eso sí, que además del macrohospital se haga otro centro en El Palo.


El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, se reunió ayer en La Noria, donde se levantará el edificio hospitalario de alta tecnología y 800 camas previsto por la Junta de Andalucía, con 22 asociaciones de pacientes para crear el Observatorio 2024 con el fin de vigilar que el hospital se construya en fecha. «Valoramos que se haya hecho por primera vez una apuesta con los plazos, pero esperamos que no quede en palabras. Málaga ya tiene experiencia en otras situaciones vividas con aquel tercer hospital en los terrenos del Civil o en los terrenos del macrohospital, que después fue una cortina de humo; necesitamos que esta vez sea la definitiva, que sea un proyecto realmente con dotación económica, y que se cumplan los plazos», señaló. También rechazó que se potencie el centro de salud de El Palo, «no podemos tener una visión si no se contempla la zona Este de la ciudad, tendríamos un ángulo muerto, una población de pacientes que quedarían con una merma en la accesibilidad que también necesitan». La solución no puede ser potenciar el ambulatorio, sino que hay que partir de «un centro de especialidades básico que tenga la posibilidad de albergar camas».

Reclamó un plan integral para dotar de medios humanos y materiales todos los hospitales de la ciudad y su área metropolitana, pidió flexibilidad a los partidos para «no perder el salto, Málaga debe aprovechar este ofrecimiento».

El presidente del Sindicato Médico, Antonio Martín Noblejas, fue claro: «Nos alegramos de que haya diálogo, pero ahora entramos en los tiempos del SAS o la Junta» y afirmó que el periodo planteado, que acaba en 2024, se irá al doble o el triple. Málaga tiene una situación crítica en materia sanitaria, «el problema es cómo sobrevivir estos años, debe haber alternativas para que la situación no sea caótica, el desbordamiento es continuo. «El tiempo es un cuento de niños, el problema está en que mientras que se hace el hospital, ¿qué hacemos? Falta voluntad política». También apoyó que se haga un hospital en la zona Este de la ciudad.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, se comprometió ayer a ceder los terrenos de La Noria, pero pidió cinco cosas «perfectamente asumibles», entre ellas la construcción de un Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare) en la zona Este. Reclama un «cronograma claro», garantía de financiación y un plan para que no colapse la sanidad malagueña, aunque para él la estructura hospitalaria de El Palo es «irrenunciable». Además, reclama un lugar para las organizaciones solidarias que ahora trabajan en La Noria. «Tenemos un gran concepto de la consejera como gran profesional de la sanidad, pero es la tercera vez que un consejero nos anuncia un hospital, en 2007, en 2008 y ahora», señaló, aunque dio su voto de confianza a Marina Álvarez.

El alcalde, Francisco de la Torre, valoró la construcción y aseguró a la Junta y a la Diputación que está «en la mejor disposición» para colaborar cediendo suelo para acoger lo que hay en La Noria (las fundaciones Ronald McDonald y Andrés Olivares, entre otros colectivos). Pidió velocidad a la Junta, habló de urgencia y recalcó que no debe olvidarse un hospital para la zona Este, una petición que se aprobó en pleno. También defendió a Bendodo. «Cuando las cosas son lógicas y razonables, va de suyo», agregó.

La Unión Profesional Sanitaria de Málaga (Uprosama) ha mostrado su "satisfacción" por el anuncio de construir un nuevo hospital con 800 camas en la capital malagueña y espera que "se cumplan los plazos anunciados" para que este nuevo centro hospitalario esté finalizado en 2024.

"Es necesario un nuevo hospital. Estamos satisfechos con el anuncio, pero no queremos que se quede en eso. Málaga necesita el nuevo hospital ya y no se puede demorar en el tiempo una obra bastante compleja que requerirá cinco años para su terminación", ha declarado el presidente de Uprosama, Francisco Florido.

El antiguo presidente del Colegio de Farmacéuticos, Javier Tudela, señaló que «todo hospital es bienvenido», aunque precisó que hace falta otro en la zona Este, pero también se mostró escéptico. «Son muchos años desde que se empieza a construir hasta que se inaugura. Esperamos que los plazos se cumplan».

Juan Miguel Contioso, responsable de Sanidad de UGT, se mostró preocupado por «la rivalidad política, eso nos crea cierta incertidumbre» e insistió en que, además, hay que hacer un hospital en la parte oriental de la capital. «No queremos que esto se use como arma arrojadiza», señaló.

Su homólogo en CCOO Málaga, Rafael González, aclaró: «Me lo tengo que creer, esta vez es verdad, porque el Consejo Social también ha trabajado en ello, además de los expertos» y destacó que se ha planteado a los vecinos de El Palo para hacer una estructura hospitalario con urgencias extrahospitalarias y pruebas externas, de forma que se evita que el 90% de la población de la zona deba desplazarse al Clínico, Carlos Haya o al Materno Infantil. «Esperemos que no sea un arma arrojadiza».

Eduardo Zorrilla, portavoz de Málaga para la Gente, calificó la propuesta de «sólo promesas, los antecedentes no son muy favorables como para ser creíbles; también apoyamos un Chare en la zona Este»; Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, por su parte, destacó: «Es una buena noticia, pero cuesta creerse que con las altas expectativas puestas en el macrohospital veamos pronto desarrollado el proyecto en el plazo anunciado. Esperemos que sea real y no algo electoralista». También apoyan un centro para la parte oriental de Málaga. Juan Cassá, de Ciudadanos, cree que el nuevo hospital «es una cortina de humo para tapar las carencias actuales de médicos, turnos camas. Tenemos un problema de calidad de la gestión en la sanidad andaluza».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook