24 de febrero de 2018
24.02.2018
Tribunales

El juez mantiene en el caso de la muerte de Lucía Garrido al exmarido y cuatro hombres

El cadáver de la mujer fue hallado en su finca de Alhaurín de la Torre en 2008 y la causa sigue abierta

24.02.2018 | 16:05

El Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 de Málaga ha acordado seguir la tramitación del procedimiento por la muerte de Lucía Garrido, mujer hallada muerta en 2008 en la finca en la que residía en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre, para el juicio ante un jurado popular, manteniendo en la causa a todos los que estaban investigados, que son el exmarido y otros cuatro hombres.

Así consta en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, que se dicta tras la comparecencia dentro del procedimiento de la Ley del Jurado, celebrada a finales del pasado mes de enero, en la que las partes plantearon los hechos y las imputaciones de cara a la celebración de un juicio con un jurado popular.

En dicha vista, la acusación particular, en representación de la familia de la mujer, consideró que el exmarido debía permanecer en la causa al acusarle de dos delitos, malos tratos habituales y asesinato, en este caso como inductor; mientras que la Fiscalía pidió el sobreseimiento provisional de lo actuado respecto a él.

Así, el juzgado señala que "no se ha aportado en la causa ningún elemento objetivo que indique que los indicios que constan en las actuaciones no son suficientes" para seguir el procedimiento contra los cinco hombres, apuntando que "sólo se han manifestado opiniones subjetivas por las partes investigadas en su legítimo derecho de defensa".

Respecto a la práctica de pruebas solicitadas, señala que "ninguna de ellas se estima imprescindible", apuntando que se lleva casi diez años de instrucción, 24 tomos y "no es admisible que ahora se pretendan realizar absolutamente todas las diligencias de instrucción practicadas"; por lo que acuerda no practicar ninguna.

Para la acusación particular, los hechos constituyen por el momento un delito de malos tratos habituales, que achaca al exmarido Manuel A.; y otro de asesinato, vinculando a la expareja como autor intelectual, junto a tres hombres más; y a un quinto como autor inmediato.

Por su parte, la Fiscalía malagueña considera por el momento que los hechos constituyen los delitos de asesinato y de allanamiento de morada, así como de una falta de hurto, achacando éstos a uno de los imputados en concepto de autor directo y a otro como autor intelectual del delito de asesinato por inducción o cooperación necesaria; aunque pidió el sobreseimiento de lo actuado respecto a los otros tres, entre ellos el exmarido.

El cuerpo de la mujer, de 35 años, apareció el 30 de abril de 2008 flotando en la piscina de la finca, propiedad de la víctima y de su expareja. La autopsia confirmó que presentaba "lesiones violentas" y como consecuencia de la investigación en su momento de la Guardia Civil no hubo ninguna imputación.

En ese momento, el exmarido prestó declaración ante los agentes sin ser detenido, quedando en libertad. Cinco años después, fue citado a declarar en el Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 y pasó a estar como investigado en este procedimiento. En 2016 fueron detenidos cuatro hombres por su presunta relación con este asesinato, dos de ellos exguardias civiles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine