12 de marzo de 2018
12.03.2018
Política Municipal

Julio Andrade dejará el Ayuntamiento para dirigir un centro de la ONU en Málaga

La dimisión del concejal obligará al alcalde a hacer una remodelación más profunda de lo que hubiera querido en su equipo de gobierno, ya que este concentra varias áreas de importancia como el Distrito Este, Derechos Sociales o Turismo

12.03.2018 | 17:30
Julio Andrade, junto al alcalde Francisco de la Torre.

Este martes se firma en Ginebra la llegada a Málaga del centro que formará a líderes de Europa y África (Cifal)

  • El Instituto de Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (Unitar) es un órgano autónomo de las Naciones Unidas creado en 1963 con el fin de mejorar la eficacia de la ONU a través de la formación diplomática de funcionarios gubernamentales, aumentando el impacto de las acciones nacionales a través de la sensibilización del público, la educación y la capacitación. En Europa hay tres centros internacionales de formación de autoridades y líderes (CIFAL) y están situados en Bélgica, Polonia y Suiza, además de la sede central de Unitar que se encuentra en Ginebra (Suiza) y otro centro operativo en Madrid, por lo que Málaga sería la segunda sede en España. La junta de gobierno local aprobó el pasado 7 de diciembre el memorándum de entendimiento y precisamente este martes el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el subsecretario general de la ONU y director ejecutivo de Unitar, Nikhil Seth, firmarán en Ginebra, con presencia de Julio Andrade, el convenio de cooperación entre el Ayuntamiento y Unitar para el establecimiento de este centro en Málaga. Como consecuencia de las relaciones anteriores de colaboración que el Ayuntamiento ha tenido con distintas agencias de la ONU hace unos meses se iniciaron las conversaciones con Unitar para explorar vías de colaboración. Estas conversaciones dieron como resultado el ofrecimiento por parte de Unitar en Ginebra de la instalación en Málaga de una oficina de este instituto que se dedicara a la formación de autoridades, líderes locales y empleados públicos de los ámbitos nacional e internacional.

Mariví Romero descarta ser concejala tras ser nombrada parlamentaria y José del Río sería el siguiente en la lista

El teniente de alcalde delegado de Derechos Sociales, Buen Gobierno, Transparencia, Turismo y Promoción así como concejal del distrito Málaga-Este, Julio Andrade (PP), renunciará de forma voluntaria en el pleno de este mes todos sus cargos públicos para pasar a dirigir el Centro Internacional de Formación de Autoridades y Líderes (Cifal), un organismo adscrito a la Organización de Naciones Unidas (ONU) que acogerá en unos meses la Casita del Jardinero, ubicada junto al Ayuntamiento de la capital, según confirmaron ayer fuentes oficiales del PP a este periódico.

Consultado el propio Andrade por esta información, confirmó desde Ginebra la noticia adelantada este lunes por La Opinión de Málaga y explicó que se trata de una oportunidad para Málaga, ya que «la ONU se ha fijado en el potencial de la ciudad y debemos trabajar para desarrollar proyectos muy intersantes para el futuro de Málaga y esto hay que hacerlo fuera de la política».

El concejal es uno de los pesos pesados del equipo de gobierno y hombre de absoluta confianza del alcalde y fue nombrado en enero miembro asociado del Instituto de Naciones Unidas para la Formación y la Investigación (Unitar). Andrade le comunicó al alcalde hace unas semanas su intención de dejar el equipo de gobierno, pero De la Torre le pidió un tiempo para ver cómo remodelar su gabinete a un año y medio de las elecciones municipales, que serán en julio de 2019. Su papel ha ido ganando enteros en el partido hasta dirigir en las elecciones de 2015 la campaña de Francisco de la Torre.

El todavía concejal de Transparencia entró a formar parte de la corporación municipal en 2007, cuando se hizo cargo de las áreas de Participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al Desarrollo; en 2011 asumió también la gestión del Distrito Carretera de Cádiz y, entre 2011 y 2015, fue teniente de alcalde de Seguridad, Turismo y Relaciones Internacionales. En su trayectoria también ha ocupado diversos puestos en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Antes, fue director de distrito. Es graduado en Derecho y tiene estudios en Ciencias Empresariales (91/93) y en Ciencias Políticas (2000/2002), así como también es administrador de fincas desde 1991 y diplomado en Inglés. En 2004/2005 cursó un MBA Executive de Administración y Dirección de Empresas en ESESA-EOI.

La dimisión de Andrade no es asunto baladí pues enfrenta al regidor a su primera crisis de gobierno en este mandato. Andrade es responsable de tres áreas de gobierno, dos de ellas de gran importancia, como Derechos Sociales y Turismo, pero además es concejal de Buen Gobierno y Promoción de la ciudad y del distrito Este.

El abandono de todas estas responsabilidades obligará al alcalde probablemente a hacer algunos cambios más y, en todo caso, a repartirlas entre el resto de ediles del equipo de gobierno, muy cargados todos ellos de obligaciones a causa de contar sólo con 13 concejales y dos de ellos, el alcalde y Elías Bendodo, sin responsabilidades directas en el equipo de gobierno.

La renuncia de Andrade acarrea otros efectos que se ocasionan como fichas de dominó. El puesto de Andrade podría ser ocupado por Mariví Romero que es la siguiente en la lista. Romero acaba de estrenarse como diputada andaluza en sustitución del fallecido Antonio Garrido. Pese a ello, no hay incompatibilidad en que Romero alterne su condición de diputada regional con la de concejala número 13 en el Ayuntamiento. Pero no está por esta dualidad. La veterana militante del PP fue tajante en su respuesta al preguntarle La Opinión de Málaga si estaría por alternar ambas responsabilidades. «Estoy al cien por cien en mi nueva responsabilidad y ahora mismo no me planteo otra cosa», señaló.

Ello obliga a que corra la lista un puesto más y sea José del Río el que reemplace como concejal a Andrade. Del Río, actual gerente de la empresa municipal Málaga Deporte y Eventos, está próximo a la jubilación y le pilla a contrapié volver a ser concejal, pero dejó claro que «está a disposición del alcalde y del partido». Si Del Río accede a la concejalía tendrá que dejar la dirección de la empresa de deportes, lo que obligará al PP a buscar un recambio para dirigir esta empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine