01 de abril de 2018
01.04.2018
Mercado inmobiliario

Las marcas pagan ya 110 euros por metro en las mejores zonas de Málaga

Un informe de la consultora Gevalt sitúa a la ciudad como una de las cinco de España en que más alto precio alcanzan los alquileres para grandes firmas

01.04.2018 | 20:26
Un comercio del centro de Málaga.

Madrid encabeza el ránking con 208 euros por metro al mes Los expertos avisan de que en ciudades como - Málaga apenas hay ya grandes locales disponibles P 3

Hasta 110 euros por metro cuadrado de media al mes están pagando las firmas comerciales de alto nivel por estar presentes en la zona prime de Málaga capital, según un estudio de la consultora Gesvalt que repasa los precios en las grandes capitales españolas. Los valores en Málaga están en el pelotón de cabeza a nivel nacional, tras Madrid (208 euros el metro al mes), Barcelona (171), Bilbao (129) y Guipúzcoa (115), y al mismo nivel que los de Palma de Mallorca. El estudio destaca en general la baja o casi nula disponibilidad de grandes locales o flagship stores en todas las zonas prime de las grandes capitales. El incremento de los precios en estas zonas obedece a la «importante demanda de este tipo de inmuebles» por parte de las grandes marcas.

No es la primera vez que las consultoras advierten del significativo aumento que están experimentado los precios de los locales comerciales. La consultora Savills Aguirre Newman ya comentó el pasado año en su estudio del mercado inmobiliario de Málaga que la capital se encuentra «en el foco de atención de los principales operadores a la hora de estudiar sus planes de expansión a nivel nacional» y alertaba de que «existe déficit de locales de formato grande», con lo que se reducen las posibilidades para implantar sus tiendas.

Según Savills Aguirre Newman, las rentas medias de alquiler en la calle Larios (consolidada como unas de las vías comerciales más importantes de España) alcanzan los 190 euros al mes y en la Plaza de la Constitución los 110 euros, llegando a máximos de 260 euros en caso de locales menores de 150 metros cuadrados, y compitiendo en valor por tanto con las calles más caras de España (Porta de Angel de Barcelona y Preciados en Madrid).

Para esta consultora, la disponibilidad «residual» de locales en los principales ejes de Málaga hará que la subida las rentas también suban progresivamente en otras calles del entorno. De hecho, los precios en la calle Nueva y en la calle Martínez rondan los 100 euros por metro, mientras que en la calle Granada están en los 85 euros.

De cara a los inversores, los locales comerciales en Larios y los alrededores están dando unas rentabilidades de en torno al 4%, cuando en Madrid el porcentaje está al 3,5%, según los últimos cálculos de Savills Aguirre Newman.

Un momento difícil

Pero la escalada de precios también deja damnificados, en este caso el comercio tradicional, que se está viendo desplazada a otras zonas de menor atractivo al no poder asumir el desembolso que en estos momentos reclaman los propietarios de los locales. La presidenta de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Málaga, María José Valenzuela, recuerda que toda esta escalada se aceleró a raíz del fin de la renta antigua, cuando muchos comercios de toda la vida se vieron obligados a dejar sus emplazamientos por esta causa.

«Está ocurriendo en todas las ciudades. Málaga no es una excepción. El interés de las grandes marcas por calles como Larios que son el gran escaparate comercial del Centro, y la expansión de los negocios y franquicias de hostelería están desplazando a los pequeños comerciantes a las calles adyacentes. Incluso los locales pequeños son muy cotizados, porque la hostelería instala después las terrazas fuera, aprovechando la vía pública», comenta.

Otro factor que, a su juicio, ha contribuido a elevar de forma significativa el precio de los alquileres y el cambio de modelo comercial es el auge de las viviendas vacacionales, ya que su perfil de cliente demanda, precisamente, negocios de ámbitos como el de la hostelería, en detrimento de las tiendas de perfil más tradicional.

Valenzuela explica que todo este problema lleva en una época en la que el sector se enfrenta además a otro desafío: su adaptación a la venta on line. «Las compras tradicionales están bajando, sobre todo por parte de los jóvenes», apunta.
La representante de los comerciantes del Centro teme así que la zona, de seguir esta dinámica, «pierda su sabor» y quede completamente dominada por las andes marcas y las franquicias, con el comercio de toda la vida cada vez más arrinconado.

Las oficinas, también en auge

Al margen ya del comercio, el cuadro de demanda del mercado se completa con el segmento de oficinas, que en Málaga ha alcanzado niveles de contratación y ocupación previos a la crisis en 2017, según informó recientemente Savills Aguirre Newman, que confirma la reducción considerable de stock de oficinas en la zona centro y en la zona financiera de Málaga. Este crecimiento de la demanda ha supuesto que el porcentaje de ocupación alcance el 90% en la zona prime, distrito financiero y entorno próximo a Vialia, identificado como zona Centro de Negocio. En estas zonas, las rentas han alcanzado valores máximos que abarcan desde los 18 euros por metro cuadrado al mes en el edificio más exclusivo de la calle Marqués de Larios, hasta el rango de 13-14 euros mes en el eje Corte Inglés-Vialia.

Esta tendencia continuará durante 2018, hasta alcanzar la previsión de que las transacciones en arrendamiento puedan alcanzar un volumen récord en el parque de oficinas malagueño, ocupándose inmuebles disponibles desde hace casi una década.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp