24 de abril de 2018
24.04.2018
Ruido

Un nuevo sistema muestra su eficacia en la reducción del ruido en terrazas

Es un toldo fonoabsorbente que consigue una disminución muy considerable en la contaminación acústica del negocio hostelero

24.04.2018 | 05:00
Imagen del sistema, probado en el Grand Café del Centro de la capital.

Este sistema pionero se ha probado en el Grand Café del Centro.

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, presentó ayer los resultados del ensayo desarrollado con la empresa I+DB Acoustic para la reducción de la contaminación acústica. Los resultados son muy satisfactorios llegando a producirse una reducción muy importante del nivel de ruido. Se trata de la instalación de un nuevo diseño de apantallamiento acústico patentado por la ingeniera Inés Aragüez en la terraza del establecimiento Grand Café del Centro, en donde se ha instalado un toldo fonoabsorbente con el objetivo de conseguir un doble efecto: apantallamiento y absorción acústica, permitiendo así el control de ruido en entornos abiertos.

En la presentación de los resultados de esta prueba piloto acompañaron al edil de Sostenibilidad Medioambiental, el director general del Área, Luis Medina-Montoya; la ingeniera artífice del diseño del prototipo de la empresa I+Db Acoustic, Inés Aragüez, y el co-propietario del establecimiento Le Grand Café, Enrique Guerrero, en donde se ha realizado esta experiencia piloto.

En el diseño del prototipo se ha empleado un sistema de paneles desplegables, formados por dos capas de chapa de acero, siendo la inferior de tipo perforada, y un elemento interior absorbente a base de lana de roca. El espesor total de cada panel es de tan sólo 5 centímetros, y la estructura es muy ligera e igualmente desmontable compuesta de elementos tubulares de acero. Este sistema permite que el toldo pueda quedar plegado sobre la fachada en caso de no tener que utilizarse.

El toldo cuenta con unos cierres laterales de plástico y tela que pueden o no desplegarse según requiera la situación. La altura respecto al suelo es de 4 metros. El toldo tiene una longitud de 50 metros y una anchura de 3,7 metros cuando está totalmente extendido. El sistema de apantallamiento ha sido sometido a una prueba de evaluación realizada por una entidad independiente que ha consistido en lo siguiente: una primera medición de ruido en las ventanas superiores al establecimiento sin la existencia de la pantalla. Repetir la misma medición con el toldo desplegado sin los cierres laterales y repetir la misma medición con el toldo desplegado con los cierres laterales igualmente desplegados.

Para que la medición tuviese la misma circunstancias en las tres mediciones se generó un ruido mediante una fuente sonora omnidireccional y hacer las tres mediciones.

Los resultados ponen de manifiesto claramente la atenuación del nivel de ruido conseguido con el toldo fonoabsorbente reduciendo en 14,50 y hasta 16,20 dBA el nivel de ruido. Lo que supone que si en una terraza el nivel de ruido llega a los 69 dBA, con la instalación de apantallamiento el valor se reduce a 54,5 dBA y hasta 52,8 dBA al desplegar los laterales, de esta manera, se cumplirán los objetivos de calidad acústica que establece la normativa.

Este sistema se puede complementar con otros elementos como alfombras absorbentes, nubes decorativas absorbentes y otros, de manera que se consigan reducir aún más el nivel de ruido. Dados los satisfactorios resultados de este ensayo, el concejal Del Río afirmó «que el reto está ahora en el diseño de un toldo totalmente plegable».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp