10 de mayo de 2018
10.05.2018
Política Municipal

Ayuntamiento y Junta analizan este viernes la situación sanitaria de la capital

El alcalde se reúne con la consejera de Salud para hablar de la tramitación del hospital de agudos tras el Materno - El Consejo Social aprueba por mayoría el informe con propuestas para el servicio

10.05.2018 | 19:24
Imagen de los participantes en la Asamblea del Consejo Social, celebrada este jueves en el Ayuntamiento.

Debate semántico en el Consejo Social

  • El Consejo Social de este jueves, celebrado en el Ayuntamiento, fue tenso, porque el informe finalmente aprobado hablaba de una infraestructura sanitaria en el este de la ciudad, no de un Chare, pero Ramón Carlos Morales, presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Unidad, pidió que constara esa palabra exacta y un argumentario de por qué debía hacerse en esa parte de la urbe. Si no, dijo, no apoyarían el informe. Hubo diversas intervenciones a favor y en contra, hasta que Pedro Moreno Brenes pidió consenso.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se reúne este viernes, a las 11.15 de la mañana en el Ayuntamiento, con la consejera de Salud, Marina Álvarez, para abordar las necesidades sanitarias de la capital, que son muchas, como quedó patente en el complejo debate sobre el informe de la Mesa Técnica de Salud del Consejo Social, un completo diagnóstico de la realidad malagueña en la materia y que, además, aporta una batería de soluciones. Este documento, adelantado por La Opinión de Málaga el pasado domingo, fue aprobado por unanimidad.

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ya se comprometió en febrero a que los expertos que estudian la idoneidad de hacer un macrohospital tras el Materno Infantil entreguen su plan funcional en verano y que, antes de que acabe 2018, se licite la redacción del proyecto de este centro de tercer nivel con 830 camas. El proyecto tardará un año en ser elaborado y luego se adjudicarán las obras, de forma que su conclusión llegaría en 2024 como pronto. La inversión sería de 230 millones de euros.

De cualquier forma, el informe del Consejo Social, que salió este jueves adelante por unanimidad, no sólo dibuja un sombrío panorama de la sanidad malagueña, sino que aporta toda una batería de propuestas, que el alcalde, según fuentes municipales, trasladará hoy a Álvarez. En el Consejo Social están representados los sindicatos, los vecinos, todos los partidos políticos y, para concluir este documento, se ha hablado con los colegios profesionales y la Universidad de Málaga.

Ese informe, por ejemplo, arroja que la provincia tiene la ratio de camas por mil habitantes (15,7) más baja del país, que desde 1992 no se ha hecho ninguna infraestructura sanitaria importante mientras que la población ha crecido en medio millón de personas, que la sanidad pública malagueña ha perdido más de 1.800 efectivos en cinco años (por la tasa de reposición cero impuesta por el Gobierno durante la crisis) o que la provincia tiene el mayor ratio de agresiones a profesionales.

En cuanto a las propuestas, que el alcalde hizo suyas y que esgrimirá hoy ante la consejera, son las siguientes: construir un hospital de tercer nivel tras el Materno Infantil, que conformaría un gran hospital con los ya existentes. Sería para agudos y tendría las especialidades propias de este nivel asistencial, así como también acogería el Instituto Biomédico de Málaga (Ibima); reconvertir los pabellones A y B del Hospital General (antiguo Carlos Haya) en un centro comunitario de 500 camas para enfermos crónicos y con necesidades de rehabilitación y hacer un Centro Hospitalario de Alta Resolución de Especialidades (Chare) en El Palo, una reivindicación histórica de los vecinos de la zona. La inversión total sería de 245 millones de euros, menos de lo gastado, por ejemplo, en hacer el Parque de la Salud de Granada. En cuanto al centro de El Palo, la consejera se comprometió a mejorar el ambulatorio, pero no habló de un Chare.

Hay más peticiones de la sociedad civil malagueña recogidas en este informe: hacer un plan de choque para reabrir las camas cerradas en los hospitales y usar al 100% las infraestructuras sanitarias, así como sustituir bajas, vacaciones, permisos, etcétera...; también se propone crecer por encima del 100% de la tasa de reposición en cuanto a personal, dado que ahora hay un 20% menos de profesionales que en 2009 y potenciar la Atención Primaria, de forma que la ratio médico de familia/paciente no sea mayor de 1.500, así como que las consultas sean de 10 minutos como mínimo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp