21 de mayo de 2018
21.05.2018
Vecinos

Las cuentas pendientes de El Romeral

La asociación de El Romeral repasa las reclamaciones más veteranas de un barrio que cuenta con tres grandes parcelas municipales, a la espera de equipamientos públicos. Los vecinos también exigen soluciones para mejorar el tráfico y frenar el ruido nocturno de bares y restaurantes

21.05.2018 | 05:00
El presidente vecinal de El Romeral, Romualdo Núñez, la semana pasada en la parcela municipal más grande del barrio, la que se encuentra entre las calles Eolo y Margarita Xirgu.

Los vecinos reclaman que el barrio sea declarado ya Zona Acústicamente Saturada

«Hace 18 años que hablamos de esta parcela y seguimos con lo mismo». Quien se lamenta es Romualdo Núñez, presidente de la asociación de vecinos de El Romeral. Se encuentra en la parcela municipal más grande del barrio, que linda con las calles Navarro Ledesma, Eolo, Carmen Laforet y con la avenida José Ribera.

En el PGOU de 1997 este terreno ya estaba destinado a equipamiento. Hasta la fecha, sólo un pequeña parte se usa de parque canino. «Un privado quiso poner un campo de fútbol y hacer negocio, ¿pero cómo vas a hacer un campo si aquí hay uno?, el area de Deportes lo desestimó», recuerda.

El presidente vecinal propone que la parcela albergue un mercado municipal, pues el barrio no cuenta con uno, así como un aparcamiento con plantas en rotación, «pues no me vale que asfalten y metan coches», y también una biblioteca municipal.

A este respecto, el presidente informa de que, según el distrito, «tienen previsto la biblioteca en la parcela de al lado, en la calle Margarita Xirgu, pero nosotros ni tenemos proyecto ni hemos visto nada», señala.

Romualdo Núñez lamenta que el Ayuntamiento no tenga «previsto nada» para la parcela más grande del barrio, «porque busca inversores privados y la Gerencia de Urbanismo no hace nada» y recuerda que el distrito de Teatinos-Universidad tampoco tiene «un lugar de referencia» y podía ser este. El dirigente vecinal añade que, a su juicio, el distrito trabaja pero tiene muchas limitaciones, pues son las áreas municipales las que hacen posible las grandes mejoras y son estas las que fallan.

Y en barbecho sigue, al otro lado de la calle Eolo, una parcela municipal, cedida al Obispado para construir una iglesia que tarda demasiado en ser una realidad, lamenta el dirigente vecinal:«La parcela sigue cedida a la Iglesia, si la hacen que la hagan ya y si no, que revierta a la propiedad municipal porque llevamos así años y años».

Romualdo Núñez también detalla que una tercera parcela municipal, en la calle Andrómeda, que en la actualidad se usa de aparcamiento, ha sido cedida a la Iglesia ortodoxa. «Me parece escandaloso que se cedan todas las cosas y no se hagan infraestructuras para el barrio», subraya.

El dirigente vecinal aprovecha para reclamar que se despeje de aparcamientos «en doble, tercera y cuarta fila» la rotonda de la calle Eolo con la avenida de Plutarco, ahora que se acaba de concluir la conexión de Teatinos, gracias al tramo que faltaba entre esta última avenida y la de Jorge Luis Borges. El objetivo, que el autobús de la EMT pueda maniobrar con facilidad.


Zona Acústicamente Saturada

Romualdo Núñez también reclama la declaración de Zona Acústicamente Saturada para El Romeral. «Que la implanten ya», recalca.

A este respecto, recuerda que esta declaración frenaría la licencia de apertura de más establecimientos y acotaría el horario de las terrazas «hasta la una».

«Ha habido mediciones y los niveles de ruido están igual. Es necesaria la convivencia, de acuerdo, todo el mundo tiene derecho a comer... pero hasta la una de la mañana ya está bien, además, esa ha sido la propuesta del Ayuntamiento», y recuerda que lo planteó el anterior concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez.

Romualdo Núñez destaca que, «ahora, el cierre de las terrazas no es hasta las dos de la mañana y los fines de semana el negocio puede estar hasta las tres en el interior», algo que, en su opinión, es un horario demasiado permisivo.

El pasado viernes, tras la reunión de la junta de gobierno local, el concejal de Hacienda y portavoz del Consistorio, Carlos Conde, hizo referencia a la Zona Acústicamente Saturada y señaló que la intención del Ayuntamiento de Málaga es propiciar el diálogo entre los vecinos y los hosteleros.

El concejal de Urbanismo, Francisco Pomares, declinó atender a este periódico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp