26 de mayo de 2018
26.05.2018

Prueba de fuerza de los sindicatos para convocar una huelga en la hostelería

Cientos de trabajadores del sector concluyen una marcha de cuatro días reclamando que se desbloquee la negociación del convenio colectivo

26.05.2018 | 05:00
La marcha por la hostelería llega a Málaga
Inicio de la última jornada de la marcha por la hostelería
Dirigentes de UGT, CCOO, IU y PSOE de Andalucía apoyaron ayer la marcha de los trabajadores de hostelería.

Cientos de trabajadores del sector de la hostelería de Málaga han reclamado durante esta semana que se desbloquee el convenio colectivo de la provincia, en plena negociación, y ayer aseguraron que están dispuestos a ir «a por todas», sin descartar otras acciones de protesta, entre ellas una convocatoria de huelga.

Con cánticos como «¡Huelga!» y «¡Por un convenio digno en hostelería!», la marcha convocada por CCOO y UGT y que se inició el pasado martes en Marbella finalizó ayer, con tambores y cacerolas, en las puertas de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) para reclamar el desbloqueo del convenio.

Los secretarios generales de Hostelería y Turismo de CCOO y UGT Málaga, Lola Villalba y Sergio de Oses, acompañados por los respectivos líderes de la formación, Francisco M. Cubillo y Ramón Sánchez-Garrido, además de la máxima dirigente de CCOO en Andalucía, Nuria López, calificaron de «éxito rotundo» los cuatro días de marcha de los trabajadores del sector.

«Esto nos da fuerzas para sentarnos el lunes -cuando está prevista la próxima reunión con la patronal- y negociar», manifestó Villalba, que lamentó que los empresarios «no escuchen las voces ni el clamor de los trabajadores».

Villalba añadió que «después de cuatro años de ganancias y cifras astronómicas en el sector nos merecemos un convenio digno, con un salario digno pero también con unas condiciones de trabajo dignas».

«Es un orgullo pertenecer a este sector, el más amplio, el más luchador y combativo y nos vamos a mantener en la mesa negociadora con una patronal ñoña y retrógrada que no siente sensibilidad alguna por los empleados», resaltó la dirigente sindical, quien insistió en que se sentarán este lunes 28 de mayo «con muchísima fuerza".

También emplazó a los compañeros del sector a acudir el próximo viernes, 1 de junio, a las puertas del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (Fycma), con motivo de la celebración del congreso de los hoteleros españoles, una cita bianual que en esta ocasión reunirá en la capital a medio millar de empresarios de la industria turística: «Vamos a recibir a las patronales del sector con una tamborrada».

En los mismos términos se pronunció el responsable de Hostelería de UGT Málaga, quien sostuvo que lucharán por los derechos de estos empleados: «No vamos a permitir perder días de descanso, tampoco que quiten complementos de baja por incapacidad temporal ni que nos retrotraigan 40 años atrás».

Es más, anunció que si el lunes no tienen una «respuesta de la patronal acorde» se verán obligados a adoptar medidas «más serias como la convocatoria de una huelga». «Ni CCOO ni UGT vamos a dar un paso atrás. O conseguimos lo que hemos pedido, que es muy responsable, o tendremos que ir a la huelga», finalizó

Sánchez-Garrido defendió la necesidad de «repartir la riqueza y rescatar a los trabajadores de la hostelería que están en situación de precariedad». Recordó que el pasado año se realizaron 391 inspecciones de trabajo en establecimientos hosteleros de Málaga y se detectaron cien infracciones, la mayoría relacionadas con la externalización de servicios, recordando que las camareras de piso son «el máximo exponente» de la «perversión de la reforma laboral».

Por su parte, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, que realizó parte de este cuarto día de marcha, insistió en que la mejora del sector, con una «etapa dorada», no está repercutiendo en los trabajadores y en sus condiciones laborales. «Hay muchos contratos precarios, mucho pago en negro y condiciones laborales que no son dignas», dijo.

La secretaria general de CCOO en Andalucía, Nuria López, que realizó el cuarto día de marcha, resaltó que «la organización y la lucha por la dignidad de los trabajadores, sirve». Así, criticó a una patronal «que está ganando beneficios a mansalva» que escuche a sus empleados, «que quieren un salario y un convenio dignos, con condiciones laborales del siglo XXI, no del siglo XI».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp