09 de junio de 2018
09.06.2018
Junta de Gobierno Local

El Ayuntamiento impulsa una ordenanza para evitar el colapso de Urbanismo

El texto de tramitación de licencias urbanísticas prevé que los malagueños no tengan que pedir permiso ni hacer declaración responsable para obras de escasa entidad dentro de sus casas

09.06.2018 | 05:00
Sede de la Gerencia Municipal de Urbanismo.

Las claves de la ordenanza

  • Obras sin permisos | No se exigirá licencia de obra para trabajos en el interior de la vivienda y zonas comunes de edificios si no se sustituye o elimina tabiquería ni se afecte a elementos estructurales, ni se ejecuten en inmuebles protegidos.
  • Sin licencia | Estas obras sin licencia pueden ser sustitución y reparación de revestimientos interiores, reparaciones puntuales, sustitución de sanitarios, o de carpintería, pintura interior y sustitución de puertas o ascensor.
  • Declaraciones |  Con la nueva ordenanza, los supuestos sujetos a declaraciones responsables aumentan un 60%, de 31 a 49. Así, del total de dos tipos de obras, se propone que más de dos tercios pasen a tramitarse en un solo día.
  • Clasificación | Nueva clasificación de licencias: obras con cierta complejidad técnica o urbanística (proyecto básico y de ejecución), obras con una menor complejidad (memoria descriptiva) o de escasa complejidad técnica.
  • Digitalización | Se apuesta decididamente por la agilización de los procedimientos por vía electrónica. El Ayuntamiento apuesta por las e-licencias y las e-declaraciones responsables bajo los principios de eficacia y eficiencia.

IU-MpG preguntará el martes, en la primera sesión de la comisión de investigación, si los inspectores recibieron presuntas órdenes para abandonar la disciplina

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer inicialmente el «Proyecto de ordenanza de tramitación de licencias urbanísticas, declaraciones responsables y demás medios de intervención en el uso del suelo y la edificación», un texto que plantea que los malagueños no tengan que pedir licencia ni presentar declaración responsable para obras de escasa entidad en el interior de las viviendas y en zonas comunes de edificios, como por ejemplo reparación puntual de instalaciones, sustitución de sanitarios, carpintería y cerrajería interior, pintura o sustitución de ascensores. El sí inicial al texto coincide con que el próximo martes comienza la comisión municipal para investigar por qué en el periodo 2006/2016 se abrieron 11.834 expedientes por infracción, 2.060 tuvieron un procedimiento sancionador y sólo se cobraron supuestamente 18 sanciones en esa década, tal y como publicó este periódico el pasado jueves, 7 de junio.

Lo cierto es que en su día el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, explicó que muchas de esas infracciones eran por obras menores, casi de idéntica naturaleza a las que cuando se apruebe la nueva ordenanza estarán exentas de petición de licencias, lo que reducirá mucho la cifra potencial de expedientes de infracción, sancionadores y sanciones efectivas.

Pomares explicó ayer que esta iniciativa se enmarca dentro de las acciones que viene desarrollando Urbanismo para agilizar y simplificar las licencias de obras e introduce varios hitos destacables en beneficio de la ciudadanía: por un lado, se apuesta claramente por aumentar el número de supuestos que pueden acogerse a declaración responsable y comunicación más allá de los obligados por ley ya implantados; por otro, no se exigirá al ciudadano la obligación de solicitar permisos para obras menores o de escasa entidad en el interior de la vivienda y en zonas comunes de edificios de viviendas, como por ejemplo: reparación puntual de instalaciones, sustitución de sanitarios, carpintería y cerrajería interior, pintura o sustitución de ascensores en viviendas; y, en tercer lugar, se agilizarán los procedimientos por vía electrónica: e-licencias y e-declaraciones responsables. Estas novedades beneficiarán a aquellas obras siempre que no se ejecuten en inmuebles de especial protección.

Reacciones

La presentación de la ordenanza coincide con que el martes 12 de junio se inicia la comisión de investigación por los expedientes sancionadores supuestamente no tramitados en una década en Urbanismo, en la que declararán los tres inspectores que tiene la gerencia. Ayer, el portavoz de IU-MpG dio una rueda de prensa en la que afirmó que su intención es preguntar si estos profesionales recibieron directrices «para abandonar la disciplina urbanística», dado que, en su opinión, y siempre refiriéndose a la jefatura de la Gerencia, «hay una dejación absoluta de funciones» en este ámbito. «Queremos saber qué les parece que su trabajo no sirva para nada, que el 99% de las actas terminan sin sanción», dijo Zorrilla, para insistir en que quiere que dejen claro «si tenían directrices claras y objetivos por parte de la jefatura, o si actúan como buenamente pueden», para destacar luego su profesionalidad e insistir en que cuentan con pocos medios humanos y materiales, «sólo hay tres inspectores para una ciudad de 600.000 habitantes, que hacen una labor ingente, pretendemos que nos expliquen su metodología de trabajo, qué medios necesitarían».

«Ejemplo de desgobierno»

El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, afirmó: «Esto no es ni más ni menos que un ejemplo del desgobierno que se vive en Urbanismo, tal y como ya adelantamos en el último pleno, con varios millones dilapidados en obras mal hechas, con algo menos del 40% de ejecución en las obras, y como podemos ver, donde ni siquiera se tramitan los expedientes sancionadores. Por eso, hemos pedido la comparecencia del alcalde de la ciudad, máximo responsable de urbanismo en Málaga los últimos 20 años, para que explique las razones que motivan dicha falta de acción e impunidad generada al respecto».

«Cada palo aguantará su vela»

El viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo, señaló que en la comisión de investigación «habrá que centrarse en saber qué ha pasado, si la organización en la Gerencia no es la apropiada, pero el equipo de gobierno se empeña en no hacer la relación de puestos de trabajo; si el PP no tiene capacidad suficiente para gestionarlo, habrá que buscar la soluciones». Carballo se refirió a una falta de gestión en el organismo y, una vez que acabe la comisión, «cada palo tendrá que aguantar su vela», en relación a supuestas responsabilidades políticas. Sobre la ordenanza, considera que trae buenas medidas para los ciudadanos, aunque parece que se «quieren quitar un problema de encima», dijo en relación al momento de presentarla

«Vía libre a las irregularidades»

Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, señaló: «La prescripción de estas denuncias supone dar vía libre a las irregularidades urbanísticas que tan a menudo se aprecian en nuestra ciudad, además de una dejación absoluta en el control de la legalidad. A esto, hay que sumar los extensos retrasos que acumula la tramitación de expedientes y solicitudes. Por tanto, no es un problema coyuntural ni responde a una simple negligencia, sino a mecanismos para engrasar la máquina especulativa de acuerdo a un modelo de ciudad pensado para unos pocos. En cuanto a la nueva ordenanza, parece razonable siempre y cuando queden bien claros los criterios para considerar como una obra como menor».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine