04 de julio de 2018
04.07.2018
Cortijo de Maza

Un zoológico en un barrio de Churriana

La asociación de vecinos Amigos entre todos vuelve a denunciar la proliferación de cabras, cerdos, gallinas y caballos en las cercanías del barrio, por la presencia de unas viviendas ilegales

04.07.2018 | 05:00
Los dirigentes vecinales, ayer, en uno de los parques para el que piden más atención municipal y detrás, las casas de la Realenga de Maza.

Los vecinos piden también más control y más limpieza para las zonas verdes, que consideran que están abandonadas.

Juan Antonio Quintana, de la asociación de vecinos Amigos entre Todos, cuenta que cuando llegó a su casa se encontró con la Policía Local, porque una pareja de cerdos se había colado dentro. «El viento abrió la puerta y los cerdos entraron», critica.

La probabilidad de que algo así ocurra en el Cortijo de Maza, la urbanización de casas mata del Camino del Pilar, en Churriana, es bastante más alta que en la mayoría de barrios de Málaga, cree la asociación.

«Por aquí hay cabras sueltas, caballos y también tienen gallinas y cerdos», cuenta la presidenta vecinal, Ana María Naumann, mientras Juan Antonio Quintana cree que estos animales «no tienen control sanitario alguno».

La asociación de vecinos critica que los animales se encuentran junto a algunas de las casas ilegales de la Realenga de Maza. «Cuando llegué aquí había cuatro casas y ahora hay unas veinte; le dije al concejal de entonces, Pepín Hazaña, que llevara un control», señala Juan Antonio Quintana.

La presencia de los animales, denuncia la asociación, ha provocado que en uno de los tres parques del barrio, el más próximo a las casas, un eucaliptal, haya pulgas y garrapatas. «Esto está llenito de cabras», señala la presidenta.

Los vecinos quieren aprovechar para recordar que, según un informe municipal de noviembre de 2012, las zonas verdes de Cortijo de Maza están consideradas zonas verdes públicas. «Por eso pedimos al Ayuntamiento que cuiden los parques que están abandonados», reclama Ana María Naumann, que recalca que el barrio cuenta con parques y no parques forestales, en referencia a dos eucaliptales.

«Por aquí no se puede andar, pedimos que sean parques normales y corrientes, por los que se pueda pasear», pide Juan Antonio Quintana mientras camina por el segundo eucaliptal del barrio.

La asociación de vecinos considera que el Ayuntamiento apenas invierte en el barrio y está dispuesta a promover que un juzgado «congele los impuestos» municipales «para que el Ayuntamiento haga algo», señala Juan Antonio Quintana.

Otro de los caballos de batalla es la calle Canal, que la asociación considera que tiene zonas de vía pública dentro de parcelas privadas (alcantarillas incluidas), un problema que ha tratado en varias ocasiones con el Ayuntamiento. «Creo que mientras Paco de la Torre no salga del Ayuntamiento esto no se arregla», cree Quintana.

Los vecinos señalan además zonas con basura; aceras rotas; un espejo para el tráfico roto; una calle (Pozos Blancos) en la que se aparca pese a tener la vía menos de cinco metros de anchura; una farola mal situada que deslumbra a una casa; unas palmeras recién plantadas que, consideran, sus flores atascarán los registros... «Nuestra única esperanza es que se haga pronto el campo de golf y la urbanización de Rojas Santa-Tecla y esto también mejorará», apunta Juan Antonio Quintana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp