12 de julio de 2018
12.07.2018
Medio Ambiente

La laguna de la Barrera asegura agua todo el año gracias al arroyo Lillo

Emasa finaliza las obras de conexión con el arroyo y además podrá recibir, en casos excepcionales, agua sobrante del Atabal

12.07.2018 | 05:00
Miembros de la plataforma Salvar la Laguna de la Barrera, en 2016.

El Ayuntamiento de Málaga, por medio de Emasa, ha hecho realidad la veterana petición de los vecinos de la zona de enviar agua a la Laguna de la Barrera y evitar así el riesgo de que esta emblemática balsa de agua pueda desaparecer algún día.

En concreto, se trata de una losa de hormigón de 26 metros de largo que conecta el vecino arroyo de Lillo o de Las Casillas con la Laguna de la Barrera. Una compuerta controlará el aporte de agua a la laguna. A la vez, la compuerta cuenta con un tamiz que retendrá los sólidos que pueda arrastrar el torrente del arroyo.

Las obras, que se han realizado en tres meses, han costado 35.000 euros y se incluyen en el plan municipal Más barrios, más Málaga.

Por otro lado, esta conexión permitirá que, de forma excepcional, la laguna pueda recibir parte del exceso de agua de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de El Atabal, con el desvío del caudal de esta instalación hacia el embovedado del arroyo.

El concejal de Medio Ambiente, José del Río, acompañado por la concejala de Teatinos-Universidad, Carmen Casero y el gerente de Emasa, Juan José Denis, visitaron ayer la nueva obra.

Como señaló el Ayuntamiento en un nota, la obra aliviará en gran medida el déficit hídrico de la laguna, nacida de la extracción de arcilla para la fábrica de ladrillos y tejas de Santa Inés.

Un largo camino


Como informó La Opinión, la obra de la conexión del arroyo con la Laguna de la Barrera se ha hecho realidad tras 14 años de reclamaciones vecinales, que fueron iniciadas en solitario por Rogelio Lopera, vecino del barrio, alarmado por la inexorable bajada del nivel de las aguas de la balsa.

La denuncia de Rogelio Lopera motivó en 2010 la visita de la entonces concejala de Medio Ambiente, Araceli González, quien dio el visto bueno a una tubería para conducir el agua.

Las gestiones de este vecino, recogidas por este diario, propiciaron hace dos años el nacimiento de la plataforma en internet Salvar la Laguna de la Barrera, encabezada por la abogada y vecina Patricia Criado, que reclamó una urgente solución técnica al Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine