20 de julio de 2018
20.07.2018
Reforma

Los autónomos proponen una fórmula para cotizar por ingresos reales que sólo perjudica al 20%

Llevarán el lunes su propuesta al Gobierno - Málaga es la provincia de España donde más han crecido las afiliaciones en el último año

20.07.2018 | 16:22
La presentación del Barómetro, este viernes en la CEM.

El nuevo Gobierno está decidido a impulsar cambios para que los trabajadores autónomos puedan cotizar por sus ingresos reales de forma trimestral o con correcciones a lo largo del año y las organizaciones del sector ATA y UPTA ya manejan una propuesta que presentarán el próximo lunes a la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y que, a su juicio, beneficia sobre todo a los profesionales por cuenta propia que presenten menores ingresos. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha explicado este viernes en Málaga que ese sistema permitiría que el 75% de los autonomos españoles cotice lo mismo o menos y ha recordado que, en todo caso, la elección de la base de cotización seguiría siendo voluntaria (habitualmente es que se opta por la mínima).

En España hay 3,2 millones de autónomos y en Andalucía, casi 530.000. En el caso de Málaga, donde hay actualmente más de 117.000 autónomos (cifra récord en la provincia), los cálculos de ATA indican que sólo algo más de 20.000 trabajadores por cuenta propia verían elevada su cotización en base a sus ingresos reales.

Amor, que ha presentado en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) el Barómetro del sector Andalucía, ha explicado que el planteamiento de la ATA y UPTA "es lo más justo" y no incrementa la cotización a la gran mayoría de autónomos que se encuentran en los términos medios de ingresos, sino a los que tienen mayores rendimientos. También ha destacado como uno de los objetivos que se fije un criterio para los autónomos que no llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Se calcula que en España hay 450.000 personas en esta situación, y muchos terminan dándose de baja y acabanado en la economía sumergida. "Siempre hemos defendido que la gente tiene que estar dentro del sistema y no en la economía sumergida. Es preferible que paguen menos pero que estén dentro", ha apuntado.

El presidente de la ATA, acompañado de la vicepresidenta de la CEM, Natalia Sánchez, ha aprovehado además su presencia en Málaga para resaltar el dinamismo empresarial de la provincia. Si hace unos días este periódico reocogía que Málaga era la tercera provncia española que más autónomos ha sumado en el primer semestre de 2018, el cómputo de los últimos doce meses la sitúa a la cabeza del crecimento nacional con casi 4.600 afiliados más en el RETA que en junio de 2017 un alza del 4,1%, que triplica la media nacional. Amor ha dicho así que Málaga se ha ganado el título de "provincia más emprendedora de España".

Volviendo a la propuesta alcanzada entre ambas organizaciones para la cotización por ingresos, ésta establece cinco tramos. Según explicaron en su momento desde ambas organizaciones, los autónomos cuyos rendimientos netos no lleguen al SMI cotizarían a la Seguridad Social 50 euros mensuales, aunque para ello tendrán que acreditar que no sobrepasan este nivel con su declaración fiscal.

El segundo tramo comprende a los autónomos con ingresos superiores al SMI y hasta 30.000 euros anuales, que no tendrían que pagar más de cotización al finalizar el año fiscal, aunque eligieran la base mínima.

En los tres tramos siguientes la situación varía. Los autónomos que ingresen anualmente entre 30.000 y 40.000 euros, aunque podrán elegir libremente la base, cotizarían sobre 14.000 euros anuales, el equivalente a la base del Grupo 1 del Régimen General.

Por ejemplo, si un autónomo tuviera unos ingresos anuales de 35.000 euros y hubiera cotizado por la base mínima, tendría que regularizar (en un único pago) su cotización, pagando la diferencia entre la base mínima y la base de 14.000 euros, y todo siempre al finalizar el año fiscal.

En el caso de los autónomos con ingresos de entre 40.000 y 60.000 euros, ATA y UPTA plantean una base de cotización de 18.000 euros, y entre los que ingresan más de 60.000 euros, la propuesta de ambas organizaciones es una base de 24.000 euros anuales. En todos los casos, las regularizaciones por las diferencias de base de cotización se harían siempre a posteriori, una vez conocidos los rendimientos netos declarados.

La posibilidad de asimilar las cotizaciones de los autónomos a sus ingresos despierta reacciones opuestas dentro del propio colcctivo. ATA ha preguntado en su Barómetro andaluz a los encuestados si estarían de acuerdo con asimilar la base de cotización al rendimiento neto de su actividad, entendiendo "rendimiento neto de la actividad" como la diferencia entre los ingresos y los gastos. Cabe destacar que el colectivo, consciente de que a muchos le supondría un aumento de la cuota, se muestra mayoritariamente en contra: el 53,1% de los autónomos andaluces afirma que no estaría de acuerdo con asimilar la base de cotización a sus ingresos reales. Por el contrario, otro 30% se muestra a favor y un elevado 16,9% prefiere no mostrar su opinión.

Finalmente, en el caso de una hipotética bajada de impuestos, los encuestados se decantan en primer lugar por una rebaja de cotizaciones sociales (34,4%), otro 32,2% preferiría una bajada del IVA y otor 23,6% un descenso del IRPF.

Amor ha señalado que en el encuentro del lunes con la ministra Valerio pedirán también que "continuemos esa agenda de reformas necesarias para que los autónomos sigan emprendiendo y generando empleo". Entre otros aspectos "fundamentales" que se tocarán en la reunión ha citado protección social, representación institucional, Seguridad Social, formación, y medidas para combatir la situación de los falsos autónomos, que suponen "un fraude de ley".


Situación de los autónomos

Por otro lado, los resultados del Barómetro de la ATA, cuyas encuestas se han realizado este pasado mes de junio, indican que tres de cada cuatro autónomos andaluces (76,8 %) confían en que su negocio no empeorará en lo que queda de 2018 y de ese porcentaje, el 31,2 % espera que mejore en el segundo semestre. Aunque los datos son positivos, los autónomos andaluces bajan sus expectativas para la segunda mitad del año y sus previsiones son ligeramente más bajas que las registradas de media en el conjunto de España.

Así, el 49,4 % de los autónomos andaluces encuestados consideran que la recuperación económica es un hecho y que para lo que queda de 2018 continuará descendiendo la cifra de paro y aumentando la creación de nuevas empresas y autónomos, mientras que en España ese porcentaje sube hasta el 57,4 %.

Igualmente, prácticamente uno de cada cinco autónomos andaluces encuestados, el 19,7%, se muestra poco esperanzado en cuanto a la mejoría de su actividad en la recta final de año y considera que la actividad de su negocio empeorará a lo largo de 2018, porcentaje que desciende hasta el 13,9 % en el barómetro nacional.

El 28,1% de los autónomos de Andalucía ha contratado a lo largo del primer semestre del año, si bien el 32% prevé prescindir de algún empleado en el último semestre de 2018.

Las principales reivindicaciones de este colectivo siguen siendo acabar con la morosidad de las administraciones públicas, potenciar la jubilación activa, que los autónomos societarios puedan deducirse sus cotizaciones y mejorar la prestación de cese de actividad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp