06 de agosto de 2018
06.08.2018
Municipal

Urbanismo y su bajo nivel de cumplimiento presupuestario: no llega al 40%

Fue del 39,7%, el inferior de los últimos siete años y por debajo del IMV, el Cemi o el Imfe

06.08.2018 | 05:00

El grado de cumplimiento en urbanismo

  • Lo peor | Once partidas se quedaron sin ejecutar
    De las 36 partidas presupuestarias en que la Intervención divide el presupuesto de la Gerencia, sólo 11 de ellas cumplieron sus objetivos por encima del 50%. Frente a ello hay otras 11 cuyo nivel de cumplimiento fue cero, destacando los 2,6 millones previstos para los fondos Edusi y los 1,1 millones para la gestión patrimonial.
  • Lo mejor | El pago del dinero para saldar la deuda bancaria
    Su mayor nivel de cumplimiento, un cien por cien, estuvo en el pago de la partida destinada a saldar parte de la deuda bancaria. 2.142.129 € era la cantidad consignada y se cumplió a rajatabla. Fue la única partida con un cumplimiento total.
  • ­EDUSI | Más de 2,6 millones de fondos Edusi sin gastar
    EDUSI –Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado– hace referencia al dinero procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Su objetivo fundamental es mejorar la calidad de vida de las ciudades de una forma integrada, incluyendo aspectos que van desde la cohesión social y la lucha contra la pobreza hasta el fomento de la economía baja en carbono, la sostenibilidad medioambiental y la optimización del uso de los recursos. La Gerencia de Urbanismo disponía en 2017 de 2.670.000 euros de fondos Edusi, de los que al finalizar el ejercicio no había gastado un solo euro, según consigna la Intervención.

Casi una docena de proyectos, con dinero asignado, quedaron sin ejecutar al no recibir ni un euro, entre ellos los fondos Edusi - El nivel, también muy bajo: de 81,9 millones disponibles, sólo se gastaron 18,8 y otros 5 están pendientes de pago

Las nuevas exigencias de transparencia en la gestión pública conllevan la presencia de nuevas herramientas de control que permiten conocer el grado de cumplimiento de los compromisos a los que se obligan los responsables públicos. Una de las últimas herramientas en este campo es una memoria que permite conocer con exactitud el grado en que se han ejecutado los objetivos programados en el presupuesto. Esta memoria, que realiza la intervención municipal, revela, partida a partida, cómo se ha llevado a la práctica el presupuesto de gastos y de ingresos. La herramienta ofrece, por tanto, una radiografía exacta del desarrollo y puesta en práctica de las partidas consignadas por el Consistorio y sus empresas y organismos públicos.

En los resultados de la cuenta general de 2017 destaca por sus bajas cifras y escaso nivel de cumplimiento el presupuesto de la Gerencia de Urbanismo, un organismo que por su naturaleza lleva el peso de la actividad inversora municipal.

Peores datos

En ese ejercicio, el departamento registró los peores datos de los últimos diez años, con un grado de cumplimiento del presupuesto de un 39,7 por ciento respecto a los créditos totales consignados por la entidad, 120,7 millones de euros. En cifras concretas: de los 120.755.758 que tenía consignados de créditos totales, empleó apenas 48.

El resultado es el más bajo de los últimos siete años, diez puntos por debajo del grado de cumplimiento de 2016, que fue de un 49 por ciento e inferior aún respecto a las temporadas anteriores: un 59,1% en 2015; un 55,6% en 2014 un 57,3% en 2013; un 53% en el 2012 e incluso un 71,6% en 2011.027.579.

Estos números contrastan además con los de otros organismos municipales, que lograron dar un mayor nivel de cumplimiento a sus partidas presupuestarias, como el Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), otra de las entidades inversoras por excelencia, que cumplió con su presupuesto en un 62%; el Centro Municipal de Informática (Cemi), que lo hizo en un 81,7%, o el Instituto Municipal de Formación y Empleo (Imfe), que logró cumplir con su presupuesto en un 90 por ciento.

El grado de incumplimiento de Urbanismo fue tal que, también por primera vez en muchos años, tuvo un desfase entre sus ingresos y gastos de 1.894.586 euros. Quiere decir que Urbanismo, pese a ese bajo nivel, gastó 1,8 millones más de lo recaudado.

Inversiones

Lógicamente, en el capítulo de las inversiones es donde más se aprecia ese nivel de cumplimiento. La Gerencia de Urbanismo tuvo en 2017 inicialmente una partida de 19,3 millones de euros para inversiones, que, con las modificaciones presupuestarias posteriores, alcanzó los 81,9 millones de euros. De ellos sólo gastó 18,8 millones más otros 5,2 que tenía pendientes de pago, un 29,3 por ciento, porcentaje muy inferior al de años anteriores.

Infraestructura

Destacan aquí los 46 millones destinados a obras de infraestructura, de los que apenas se usaron 7,6 millones, un 16 por ciento; o los 5,8 millones destinados a actividades de conservación, con sólo 552.200 euros gastados, un 9,4 por ciento.

En este capítulo sólo se cumplió en las tareas de conservación y mantenimiento de vías públicas, que con 6,5 millones de presupuesto, hizo uso de 5,6 millones.

Fuente: Cuenta General del Ayuntamiento. Informe de Intervención
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine