08 de agosto de 2018
08.08.2018
Medio Ambiente

El Ayuntamiento de Málaga renueva el convenio con el Aula del Mar y el CREMA

En el convenio también participa la Diputación de Málaga - En total se aportarán 80.000 que serán aportados al 50% por cada institución

08.08.2018 | 11:48
José del Río, durante la firma del convenio

El Ayuntamiento de Málaga y el Aula del Mar junto al Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas firmó ayer por la mañana el convenio por el cual el Consistorio muestra su apoyo a la causa. Con la renovación de este acuerdo se pretende lograr una mayor concienciación medioambiental en la ciudad. Con esta firma, el Ayuntamiento concederá una ayuda de 40.000 euros, misma cantidad que aportará la Diputación que colabora al 50% en este convenio. En total son 80.000 euros destinados a garantizar la continuidad de las actividades formativas y ambientales que desarollo habitualmente el Aula del Mar.

Con la firma del convenio se podrán realizar actividades como: visitas escolares al Museo de Alborania, realizar campañas para la concienciación ciudadana relacionada con el mantenimientos y conservación de las especies marinas y litorales, el cambio climático, las especies invasoras o los protocolos de actuación en las playas de Málaga.

El concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, destacó que Málaga es una ciudad muy comprometida con los Objetivos de Desarrollo Sostenible e hizo un llamamiento para redoblar los esfuerzos por cuidar los mares, los océanos y todos los recursos marinos que hay disponibles. Además, uno de los objetivos principales es acabar con la contaminación plástica en los océanos.

Por su parte, el CREMA lleva trabajando desde 1994, en el Puerto de Málaga, por la preservación y conservación de las especies marinas amenazadas. Desde entonces colaboran con las autoridades competentes sobre todo con tortugas y mamíferos. Actualmente, en el Museo de Alborania, se encuentra una tortuga que fue rescatada recientemente. Con ella, se ha explicado a la prensa cuales son los tratos y cuidados que recibe hasta que vuelven a ser puestas en libertad.

Tras alimentarla, se saca a la tortuga del agua y se procede a la limpieza del caparazón y si es necesario, curar algunas heridas. En este caso también se mostró la implantación de un chip de reconocimiento para tener registros si en el futuro la misma tortuga vuelve a necesitar atención. Según explicaron desde el Aula del Mar, se espera que pueda volver al mar a finales de verano, en el mes de septiembre.

Además, por otro lado,el Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas mantiene contacto con las cofradías de pescadores malagueños con el objetivo de llevar a cabo actividades de concienciación diseñadas de forma especial para ellos y sus propias familias. De igual forma, se mantienen contactos con los agentes costeros participantes en aviso, detección, rescate y primeros auxilios de estos animales en caso de necesitarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine