10 de agosto de 2018
10.08.2018
Movilidad

Los taxistas malagueños prometen una Feria tranquila si no hay provocaciones de Uber y Cabify

Las distintas asociaciones han transmitido un mensaje de cordura a los conductores para evitar conflictos con los conductores de vehículos VTC

10.08.2018 | 17:52
Unos taxistas esperan en la parada del Real de la Feria de Málaga a que lleguen clientes.

Con la máxima voluntad de huir de cualquier tipo de conflicto y con la posibilidad de una huelga muy lejos en el horizonte. De esta manera afrontan los taxistas malagueños el inicio de la Feria y, con ello, una de las semanas del año más importantes para el sector. Después de que estallara el conflicto que se mantiene con las compañías de transporte como Uber y Cabify, que utilizan las licencias VTC para operar en la provincia y en la capital, con huelga improvisada incluida, los responsables de las diferentes asociaciones del taxi han augurado esta tarde una Feria tranquila y sin incidentes, siempre que no haya "provocaciones" por parte de las empresas como Uber y Cabify. En este sentido, lo único que piden los taxistas es que "se cumpla la ley". Esto es, que este tipo de vehículos no puedan entrar a la zona reservada para el transporte público en el Real de la Feria y que no recogan a personas en la calle sin previa contratación del servicio.

Guillermo Díaz, portavoz de Elite Taxi, ratifica un comunicado emitido por su asociación en el que se asegura que el sector del taxi "tomará todas las medidas posibles y oportunas para que una huelga no suceda". Además, explica que "cada taxista tomará conciencia de la continua provocación de estas aplicaciones (en referencia a Uber y Cabify), que no han venido a convivir con su competidor, sino a valerse de todas las artimañas posibles para intentar, desde una competencia desleal, traspasar los límites de lo legal". Díaz también ha tenido palabras para el presidente de Unauto VTC, Eduardo Martín, que ha pedido al Ministerio del Interior que establezca un plan de seguridad para las VTC. "Todo lo que Eduardo Martín promueve es confrontación e incitación. Incita al delito cuando lo que tiene que hacer, es decirle a sus coches que cumplan la ley", ha asegurado Díaz. En este sentido, ha culpado a Martín de no asesorar a sus representados en Málaga para saber cómo tienen que actuar al margen de lo establecido por la justicia. "Málaga es muy grande y estos coches están mandados por Eduardo Martín, que es el que da las instrucciones, le dice los sitios por donde deben esquivar, por donde deben entrar, le da una serie de normas para que estos coches actúen dentro de un marco ilegal", ha añadido.

En esta línea de prevención descrita, Díaz ha precisado que se han "mandado cartas a los compañeros". Según Díaz, los taxistas cuentan con el respaldo del Ayuntamiento y de la Policía Local. "El Ayuntamiento y la Policía Local han prometido que van a cumplir con los acuerdos que ha habido siempre, es decir, que el servicio público puede entrar y el servicio privado no puede entrar", ha explicado Díaz.

Por su parte, Sebastián Cortés, presidente de Taxi Unión, ha subrayado que lo único que buscan los taxistas es "hacer una Feria en condiciones, poder trabajar y realizar nuestra actividad sin manipulación por ninguna parte". El coordinador del Comité del Taxi de Málaga, Jesús Báez, ha suscrito lo referido por sus compañeros: ""l interés general es que no ocurra ningún incidente y tanto las asociaciones tradicionales como el grupo que yo encabezó hemos transmitido eso por activa y por pasiva, hablando con la gente y mediante comunicados a todos los taxistas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine