22 de agosto de 2018
22.08.2018
Agresiones sexuales

La campaña ´No es no´, puro "postureo"

En Málaga Ahora se sienten "defraudadas y ninguneadas" por una iniciativa "deficiente"

22.08.2018 | 12:57
Rosa Galindo, Ysabel Torralbo e Isabel Jiménez hoy en rueda de prensa.

A tres días de que comenzara la Feria de Málaga, el concejal de Derechos Sociales, Raúl Jiménez, presentaba la campaña 'No es no' de sensibilización y prevención ante las agresiones sexuales sexistas. Con ella, se anunciaba que 20 casetas -cuyos nombres no se dieron a conocer- iban a ser puntos violetas donde víctimas y testigos de este tipo de agresiones pudiesen acudir y encontrar personal formado que les explica cómo actuar, qué hacer y dónde dirigirse.

Pero según han explicado hoy la portavoz del grupo municipal Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, la portavoz adjunta, Isabel Jiménez, y la secretaria, Rosa Galindo, la realidad, tras acudir al recinto ferial buscando estos puntos, es que esta iniciativa municipal ha sido puro "postureo".

De las 20 casetas que aseguraron que formaban parte de la campaña, en un listado remitido a este grupo municipal y consultado por este periódico, solo se recogen 14 y, de ellas, dos se repiten, por lo que la lista se reduce a 12. De un total de 168 casetas que hay en el Real.

El problema, además del número tan bajo de casetas implicadas, es que estas 14 "no eran puntos reales", asegura Torralbo, detallando que tras acudir a algunas, como El Rengue o la Caseta Municipal del Flamenco y Copla, pudieron observar que o bien no había ni cartel que la identificara como punto violeta, o bien solo estaba el cartel, pero nada más, nadie a quien acudir en busca de ayuda.

Asimismo, la Policía Local y la Policía Nacional que patrullaba el Cortijo de Torres y la Caseta Municipal del Ayuntamiento, tras ser cuestionados por Málaga Ahora, no tenían conocimiento de la existencia de dicha campaña. "Nos sentimos defraudadas y ninguneadas por esta campaña municipal", explica Jiménez, calificando como "mala, por no decir deficiente" esta iniciativa.

"Nos parece una falta de respeto hacia la mujer", lamenta Galindo. Por su parte, Torralbo ha apuntado que en cuestiones tan importantes como las agresiones sexuales, "no podemos quedarnos en los discursos ni en solo poner carteles". Así, han considerado que debía haber una carpa cerca de Protección Civil con personal formado y agentes expertos en violencia machista para atender en caso de agresión. O haber indicado, en alguno de los mapas donde se detallan las casetas, cuáles eran las que actuaban como puntos violeta ya que entre 168 casetas es complicado buscar las supuestas 20 que proporcionan ayuda, y dentro de ella encontrar a alguien que pueda ayudar.

En la misma línea, han criticado que en la cuña de radio de la campaña no se detallaba tampoco el nombre de las casetas ni se daba un número específico al que llamar, pues tan solo recomendaban llamar al 091 en caso de haber visto una agresión. "Con muy poco gasto se podía haber hecho mucho más", lamentan.

Algo que también han resaltado como un error es que en el centro no hubiese ninguno de estos puntos municipales, siendo solo La Casa Invisible el único sitio donde "verdaderamente" se prestaba ayuda. "Afortunadamente las mujeres siempre hemos sabido organizarnos para defendernos, pero es el Ayuntamiento quien tenía que haber atendido a estas mujeres". "Es penoso que se tenga que hacer por parte de colectivos independientes mientras el Ayuntamiento no hace nada".

En este punto, han explicado que había voluntarios del Área de Juventud repartiendo pulseras y carteles, pero que "ellos mismos reconocieron que no había recursos". Además, su formación, han asegurado, era mínima. "No sabemos por qué se empeñan en externalizar estos servicios, cuando es una labor institucional que debe realizarse por funcionarios formados". En relación con esto, han puesto como ejemplo también que de los pisos tutelados del Ayutamiento para mujeres víctimas de violencia de género se va a encargar ACCEM, una asociación que "tiene una vinculación religiosa además. Creo que no es la Iglesia la que tiene que dar lecciones sobre cómo actuar" tras ser agredida en el matrimonio, se ha extrañado Torralbo.

El Área de Igualdad está sin personal, han indicado, afirmando que se presume de mucho más de lo que realmente se hace. "Desde el caso de la Manada han querido aparentar más acción y este Ayuntamiento realmente no está preparado para asistir estos casos". Por todo ello, han asegurado que van a seguir insistiendo a Raúl Jiménez para que lleve a cabo iniciativas reales y efectivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp