21 de septiembre de 2018
21.09.2018
La Opinión de Málaga

Spain-Holiday quiere llegar a las 30.000 viviendas vacacionales en España

El 30% de las reservas de esta plataforma se hacen en Málaga, donde hay casi 3.700 viviendas anunciadas

21.09.2018 | 05:00
Jannich Petersen, CEO de Spain-Holiday.com.

La plataforma de alquiler vacacional Spain-Holiday.com, creada en Málaga en 2002 y que anuncia cerca de 17.000 viviendas turísticas en España, ha elevado un 185% sus reservas directas en lo que llevamos de año en relación al pasado ejercicio. Estas cifras le permitirán cerrar el año con una facturación de 2,2 millones de euros, mientras que el negocio que han movido sus clientes gira en torno a un volumen similar.

En Málaga hay casi 3.700 viviendas anunciadas, de las que 445 están en la capital. Las reservas malagueñas suponen un 30% del total.

El director de Spain-Holiday.com, Jannich Petersen, recordó que en 2017 implantaron en la plataforma la opción de pago por reserva (reserva directa) como complemento a la opción de pago por suscripción (peticiones de reserva), lo que ha permitido incrementar las cifras de negocio. «Nuestra previsión para el 2019 es, como mínimo, duplicar el número de reservas», apuntó. También se quiere aumentar la base de viviendas vacacionales anunciadas en la web hasta el entorno de las 30.000 en España.

Petersen destacó que el 90% de las viviendas ofertadas en la web tienen ya su licencia turística, con regiones como Andalucía, Cataluña, Baleares o la Comunidad Valenciana donde el porcentaje llega al 100%. Las 13 páginas web de Spain-Holiday.com han recibido más de 17,7 millones de visitas en 2018 (un 8% más que en el año anterior), provenientes sobre todo de Reino Unido, Dinamarca, Suecia, Francia, Holanda, Bélgica y Alemania.

La firma informó también de la puesta en marcha de la iniciativa «Huella Vacacional», que comenzará con la donación de alimentos sin abrir y no perecederos y de productos de higiene que suelen dejar atrás los viajeros en estos alojamientos: latas de conservas, botellas de agua, cartones de leche, comida de bebés o similar, gel de baño o papel higiénico. La idea es hacerlos llegar a los bancos de alimentos locales a través de un punto de entrega.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook