24 de septiembre de 2018
24.09.2018
Agricultura

Málaga destina el 35% de su vino al exterior, con Europa y EEUU como principales destinos

El Consejo Regulador sigue luchando por potenciar la presencia de los caldos malagueños en España y en el mercado extranjero

24.09.2018 | 05:00
Una imagen de una pasada vendimia en la Axarquía.

Las cifras del Consejo

  • El Consejo Regulador tiene inscritas a 44 bodegas (lo que multiplica por cinco las nueve que había en el año 2000) y 535 viticultores, además de cuatro elaboradores sin instalaciones propias. Las bodegas representan una superficie de cultivo de 982 hectáreas. Las zonas bodegueras son Axarquía, Manilva, Montes de Málaga, Norte Serranía de Ronda.

El sector vitivinícola malagueño destina ya en torno a un 35% de su producción a países como Francia, Alemania, Polonia, Suiza, Austria o Estados Unidos, un porcentaje con el que el sector considera «afianzado» su mercado exterior y que garantiza una diversificación suficiente ante cualquier vaivén del mercado interno, que se lleva el otro 65%. Las cerca de 1.000 hectáreas de viñedos acogidas al Consejo Regulador de las denominaciones de origen de los vinos «Málaga» y «Sierras de Málaga» recogieron el pasado año más de 3,6 millones de kilos y comercializaron un total de 2,5 millones de litros, según explica a este periódico el secretario del Consejo, José Manuel Moreno, que considera que, ya sea en España o en el extranjero, el reto pasa por segur promocionando entre el consumidor privado y el sector hostelero y profesional la excelencia de los caldos de la tierra.

«El mercado exterior es importante, y es bueno tener variedad de destinos porque siempre puede fallar el consumo de un lugar determinado. Hay países muy consolados de siempre, como Francia o Alemania y hace dos años abrimos un pequeño mercado en Estados Unidos que va creciendo poco. Pero nuestro objetivo principal sigue siendo crecer en nuestra tierra», apunta Moreno. Y es que los vinos de Málaga tratan de buscar su hueco en un mercado español dominado por denominaciones como Rioja o Ribera del Duero.

El Consejo (que reúne a 44 bodegas y más de medio millar de viticultores y que también cuenta con la D. O «Pasas de Málaga»), lleva años trabajando con sumilleres, restauradores y hoteles para sensibilizarlos y tratar de que introduzcan los vinos de Málaga en sus cartas. También hay colaboración con grandes cadenas de supermercados y con entidades como «Sabor a Málaga». «Se está haciendo una labor importante y hay sensibilidad. Vamos por buen camino», indicó. El objetivo es también que estos vinos no se asocien sólo a la Feria de Málaga y al resto de fiestas de la provincia sino que el consumo sea más regular a lo largo del año.

Moreno recordó también que el reparto de la comercialización entre las Denominaciones de Origen «Málaga» y «Sierras de Málaga» es aproximadamente de un 70%-30% pero afirmó que la previsión de futuro es que ambas se equiparen en los próximos años. «Sierras de Málaga está creciendo. Se han abierto en los últimos años nuevas bodegas que han estado madurando su producción y que ya van están empezando a funcionar a pleno rendimiento. Son pequeñas bodegas, con producción de uva propia y mecanismos de agricultura ecológica», comentó.

En cuando a la vendimia de este año, que empezó en agosto y que acabará a mitad de octubre, Moreno afirmó que se está desarrollando con normalidad y que la calidad de la uva es «extraordinaria», sin que se haya visto afectadas por las lluvias de las anteriores semanas. «Estamos viviendo una vendimia mucho más normalizada que en años anteriores, cuando la sequía y las altas temperaturas trastocaban las fechas de inicio. Este año, y tras las abundantes precipitaciones primaverales, la maduración ha sido lenta, con unas «buenas temperaturas» que están permitiendo recoger la uva «en tiempo y forma habitual».

Tal y como ya avanzó el Consejo el mes pasado, «el estado sanitario de las cepas y los racimos es muy bueno en estos momentos, con una maduración alcohólica y fenólica óptimas para obtener una excelente calidad». La previsión es que se recojan cuatro millones de kilos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook