28 de septiembre de 2018
28.09.2018
La Opinión de Málaga
Universidad

El rector convierte la apertura del curso en la UMA en un alegato al rigor académico de la universidad pública

Narváez lamenta que los escándalos con los másteres y tesis presuntamente plagiadas que copan la agenda política "pongan en cuestión la formación universitaria" y anuncia un plan extraordinario de inspección que refuerce los mecanismos de control que ya existen

28.09.2018 | 14:34
El rector convierte la apertura del curso en la UMA en un alegato al rigor académico de la universidad pública
El salón de actos de la facultad de Comercio y Gestión, en Teatinos, fue el escenario elegido para el acto solemne de apertura del curso.

«No corren buenos tiempos para la Educación Pública Superior en este país». El inicio del discurso de José Ángel Narváez, rector de la Universidad de Málaga, durante el solemne acto de inauguración del nuevo curso académico, no podía ser más sintomático, nada más comenzar, aún casi en los saludos protocolarios. En efecto, los acontecimientos y el foco mediático han puesto en entredicho el papel de las universidades públicas españolas estas últimas semanas. Por este motivo, Narváez convirtió su alocución en un encendido alegato en defensa del rigor académico y de los mecanismos de control existentes para evitar el fraude en la concesión de los títulos.

Los casos de presuntos plagios en tesis doctorales y trabajos fin de máster que copan la agenda parlamentaria en la actualidad y "están siendo utilizados como armas arrojadizas en la contienda política sin ningún rubor", dijo el rector, afectan a la credibilidad de la institución y ponen en cuestión "la formación universitaria en este país, el esfuerzo de los estudiantes y el trabajo de sus profesores".

Narváez destacó en la ceremonia, que se celebró en el salón de actos de la facultad de Comercio y Gestión y al que asistieron destacados representes de la sociedad malagueña, que los universitarios tienen la obligación de "defender que la universidad pública es un aval de conocimiento, investigación y aprendizaje siempre erigido sobre la base del rigor, la búsqueda de la excelencia y las máximas garantías".

"No puede haber espacio para el fraude en nuestras instituciones", continuó el rector, quien señaló que los pilares en los que se asienta la actividad universitaria son la búsqueda de la verdad "y eso excluye el engaño, el plagio o la falsedad y cualquier tipo de atajo", en clara alusión a los escándalos que han salpicado a distintos responsables políticos en España, hasta al presidente del Gobierno.

La UMA, como ya publicó La Opinión de Málaga, aplica más controles de los que obliga la ley para evitar que se hagan trampas en las tesis. Con todo, José Ángel Narváez anunció la puesta en marcha de un plan extraordinario de inspección que refuerce los mecanismos de fiscalización que ya existen. Del mismo modo, convocará a la Comisión Asesora de Decanos y Directores de centros para reforzar estos sistemas de control de las titulaciones, así como para analizar nuevas estrategias que fortalezcan los actuales.

"Si perdemos aquello que nos distingue, que es la credibilidad y la confianza que la sociedad tiene depositada en nosotros, perdemos también la fe en una institución que ha perdurado en el tiempo porque los valores que la identifican han sido sólidos y duraderos", insistió.

Al acto asistieron los rectores de la Universidad de Sevillla y de la Universidad Internacional de Andalucía, así como la consejera de Conocimiento, Investigación y Universidad de la Junta, Lina Gálvez, que también intervino en la apertura del curso y a la que el rector reclamó la liquidación de la deuda que el Gobierno andaluz mantiene con la UMA. "Esos fondos son fundamentales para la consolidación de esta institución", recordó Narváez.

En la primera parte de acto tomó igualmente la palabra Nikhil Seth, secretario adjunto de las Naciones Unidas, "cuya presencia subraya la fortaleza y el compromiso de los acuerdos firmados recientemente entre ambas organizaciones", recalcó Narváez.

Por otra parte, la lección inaugural corrió a cargo del catedrático de Matemáticas Francisco Ruiz de la Rúa, quien protagonizó una amena disertación con el título "Historia de una decisión". A través de un vídeo, como gran novedad, se dieron a conocer los datos más relevantes de la memoria de secretaría del curso anterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas