03 de octubre de 2018
03.10.2018
La Opinión de Málaga
Sanidad

El Hospital Clínico imparte talleres destinados a los pacientes programados para intervenciones de cadera

La Unidad de Aparato Locomotor organiza estos encuentros con el fin de reducir el estrés que sufren estos enfermos antes de operarse, facilitando al mismo tiempo su recuperación

03.10.2018 | 11:02
Equipo de la Escuela de Cadera del Hospital Clínico

Los pacientes programados para intervenciones quirúrgicas de la cadera están recibiendo información práctica y recomendaciones sobre todo el proceso y posterior recuperación a través de talleres impartidos por grupos de profesionales especializados en esta área de atención.

Desde hace ya año y medio, la Unidad de Aparato Locomotor, junto al servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología y de Medicina Física y Rehabilitación, organizan estos grupos para ayudar a la reducción del estrés que sufren los pacientes que tienen que someterse a este tipo de intervenciones. De esta forma, afrontar la fase posoperatoria se convierte en un proceso más fácil que posibilita una rápida incorporación a la vida diaria.

Mediante estos talleres, tantos los pacientes como sus acompañantes tienen la oportunidad de conocer de primera mano al personal del centro, así como la ocasión de preguntarles todas las dudas que puedan tener relacionadas con todo el proceso. En ellos, participan especialistas médicos y enfermeras de los servicios de Traumatología y de Rehabilitación, así como profesionales de Trabajo Social y Enfermeras Gestoras de Casos.

La directora de la Unidad de Gestión Clínica de Aparato Locomotor del Hospital Virgen de la Victoria, Rosario Corrales, explica que "estos encuentros con pacientes, familiares y profesionales sanitarios permiten compartir conocimientos y experiencias en una doble vertiente: por un lado las personas que van a ser intervenidas pueden conocer todo lo referente a su proceso, y por otro lado , los profesionales recibimos información de cuales son los problemas, miedos o incertidumbre que preocupan al paciente". De esta forma, explica Corrales "se mejora la relación entre paciente, familia y profesionales sanitarios, contribuyendo a aumentar la calidad de la atención por parte de nuestra unidad".

En definitiva, se trata de un espacio más de acercamiento entre paciente y miembros del complejo hospitalario, para facilitar todo el proceso y acomodación de este en la intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook