15 de octubre de 2018
15.10.2018
Hostelería

La moratoria a bares en Teatinos y el Centro sale adelante con el apoyo del PP

La declaración de Zonas Acústicas Saturadas supera otro trámite pese al no de PSOE y Cs

15.10.2018 | 16:26
Terrazas en el Centro Histórico.

Del Río afirma que se aplicará un año de forma piloto.

La declaración como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) de 98 calles del Centro Histórico y cinco del Romeral, en el distrito Teatinos, ha pasado hoy otro trámite al ser aprobado en solitario por los seis votos del PP en la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental. Este documento ha sido rechazado por los tres ediles del PSOE y uno de Ciudadanos y se abstuvieron tres concejales pertenecientes a IU-MpG, Málaga Ahora y Juan José Espinosa. Esta iniciativa ya recibió el visto bueno inicial de la Junta de Gobierno Local, pero aún debe ir al Pleno de octubre, luego saldrá a exposición pública y a finales de año volverá a sesión plenaria para su aprobación definitiva.

Este documento establece la suspensión de la apertura de nuevos bares, restaurantes o discotecas en las zonas en las que se aplica la moratoria para no crear "más focos de ruido en los puntos acústicos especiales" y sólo podrán hacer reformas para adaptarse a la normativa contra el ruido o limitar las concentraciones excesivas de personas en el exterior. Asimismo, también podrán hacer reforma los dueños de bares, restaurantes y discotecas pero para convertir el local en otro negocio distinto al de la hostelería. Otro punto polémico es que las discotecas o las salas de fiesta sólo podrán abrir en edificios no residenciales o en zonas no residenciales, como establece el PGOU. Asimismo, el Ayuntamiento intensificará las medidas de vigilancia y control, se harán más visitas por parte de la Policía Local en horarios nocturnos y se crea un órgano transversal del ruido y una mesa de trabajo con hosteleros y vecinos para hacer un seguimiento de la declaración de ZAS del Centro y Teatinos, que será una prueba piloto de un año.

Hay más medidas: habrá un sistema de continuo de monitorización y gestión de la contaminación acústica, campañas de concienciación ciudadana y empresarial y se prevé introducir la variable acústica en la concesión de subvenciones.

En este sentido, los establecimientos con música tendrán que cerrar las puertas y las ventas a medianoche y designar a un trabajador del local para que vele por que quienes entran y salen creen el mínimo ruido. Las terrazas y veladores habrán de ser recogidos a la una de la mañana en otoño e invierno y de lunes a jueves. Los viernes y los sábados y en primavera y verano podrán ser retiradas a las dos de la mañana.

Remedios Ramos, edil de IU-MpG, ha explicado la abstención en que no se han aceptado las enmiendas de los vecinos del Centro Antiguo ni de los grupos políticos y criticó que el documento llega dos años tarde. Juan Cassá, portavoz de Ciudadanos, ha justificado su oposición en la ausencia de equilibrio del documento, "nosotros estamos a favor de la hostelería y de apoyar a las pequeñas y medianas empresas que crean empleo; no se ha tenido sensibilidad con los hosteleros del Centro y Teatinos". Rosa Galindo, de Málaga Ahora, se ha abstenido porque el documento es poco ambicioso y Begoña Medina, del PSOE, ha criticado que no se haya consensuado esta declaración con vecinos y hosteleros.

El edil de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, por su parte, ha lamentado la postura de los grupos, "después de dos años de debate", recordó que se han asumido las enmiendas y que se trata de hacer una prueba piloto durante un año. "Nos comprometimos a traerlo al Pleno en octubre", ha dicho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook