15 de octubre de 2018
15.10.2018
Tráfico

El tráfico será modificado en la zona de Sor Teresa Prat para instalar un colector

Durante las próximas seis semanas se verá afectado el tramo de la vía comprendido entre la avenida de La Paloma y la calle Concejal Muñoz Cerván

15.10.2018 | 17:48

Las obras de un colector interceptor por Emasa en la avenida Sor Teresa Prat harán necesario modificar el tráfico en la zona, viéndose afectado el tramo que comprende desde la avenida de La Paloma hasta la calle Concejal Muñoz.

Esta situación se mantendrá durante las próximas seis semanas, cuando el avance de las obras hacia el tramo este de la avenida obligue a una nueva modificación del tráfico, según ha explicado el Ayuntamiento a través de un comunicado.

Estas obras tienen por objeto la mejora del saneamiento de un sector de la zona oeste de la capital facilitando la llegada de un mayor aporte de caudal de aguas residuales y pluviales provenientes desde las barriadas Portada Alta, San Rafael, La Asunción, Ronda Exterior y 25 años de Paz, entre otras, hacia la Estación de Bombeo de Aguas Residuales Pacífico.

Las obras tienen un plazo de ejecución de cuatro meses y están presupuestadas en 215.666 euros con cargo a las Inversiones Financieramente Sostenibles de 2017 del Ayuntamiento de Málaga.

Las obras

El nuevo colector interceptor partirá desde la calle La Hoz y llegará hasta la confluencia de la avenida Sor Teresa Prat con la calle Concejal Muñoz Cerván. En esa intersección, las aguas residuales se verterán en una canalización de saneamiento de 1.500 milímetros de diámetro hasta desembocar en la Ebar Pacífico.

Estas obras permitirán, en tiempo seco, el desvío del caudal de agua residual que baja en la actualidad por los cajones de drenaje existentes en las calles Princesa y Carlos Rein hasta la EBAR Pacífico, y reconducirlos por un nuevo eje de saneamiento cuyo trazado discurrirá por la avenida Sor Teresa Prat. La evacuación de las aguas residuales se efectuará por una conducción de diámetro menor al existente, aumentando así la velocidad del caudal por la tubería y, de esta forma, evitar la sedimentación de sólidos y toallitas en el interior de la red.

El colector interceptor tendrá una longitud de 413 metros y una sección de 1.000 milímetros de diámetro. Estará formado por tramos de tubería de PVC y admitirá un caudal máximo de 2.300 litros por segundo. Asimismo, las obras incluyen la instalación de 14 pozos de registro para facilitar las tareas de mantenimiento del nuevo colector.

Estas obras están siendo ejecutadas por Ervega Construcciones, SA, la empresa que resultó adjudicataria del expediente de licitación convocado por Emasa y que partía de un presupuesto inicial de 299.547 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook