08 de noviembre de 2018
08.11.2018
Educación

Maristas Málaga participa en el VIII Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y Adolescencia

El alumno Pablo González, de 2º de ESO, trata en una ponencia temas como los horarios o la igualdad

08.11.2018 | 19:13
Un momento de la ponencia del alumno Pablo González.

Pablo González, alumno del Colegio Maristas de Málaga de 2º de ESO, ha realizado una ponencia sobre los derechos sociales y los cambios más importantes en la familia en los últimos veinte años y la influencia de estos para la infancia en el VIII Congreso Mundial por los Derechos de la Infancia y Adolescencia, que se está celebrando en Málaga.

Este alumno ha sido elegido por la Junta de Distrito Centro del Ayuntamiento de Málaga para participar como representante de los niños de la ciudad en este congreso, organizado por la Fundación de la Universidad de Málaga, Ayuntamiento y Diputación, Addia y Santander Universidades.

Esta colaboración es una de las muchas iniciativas que el colegio Maristas de Málaga realiza en su implicación con la sociedad de la ciudad y de la infancia, enmarcado dentro de la Política Institucional de Protección de Menores 'Caminamos a tu lado'.

El texto leído en la ponencia ha sido elaborado conjuntamente con un grupo de alumnos de 2º de ESO tras un trabajo de reflexión guiados por los tutores del curso y subraya aspectos como la saturación que sufren los niños con las actividades extraescolares. "No nos dejan tiempo no ya para estar con nuestros padres, sino ni siquiera para nosotros mismos, ni para aburrirnos, para que así surja nuestra creatividad e imaginación".

Sobre este mismo asunto, la ponencia cita que España es el país en que el horario laboral termina más tarde de Europa y los alumnos de Maristas proponen "que se haga por reducir este horario, limitarlo a una hora máxima como se hace en otros países, y que esto permita a los niños estar más con sus padres".

Por otra parte, la ponencia de Maristas aborda también la igualdad. "Creemos que los cambios en la sociedad respecto a la familia se deben principalmente a la creación de leyes para garantizar un trato igualitario de la mujer y del hombre y, sobre todo, la protección de los hijos".

El eje del octavo Congreso Mundial por los derechos de la Infancia y la Adolescencia inaugurado ayer y que se desarrollará hasta el próximo 9 de noviembre es la pobreza, tanto en los países desarrollados como en los no desarrollados.

En este encuentro participan más de 400 personas de 16 países y tiene el objetivo de desgranar las principales inquietudes de los niños en materia de educación, violencia, vida en familia, o el acceso a internet y a las redes sociales.

El presidente de la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (ADDIA), Carlos Villagrasa, ha explicado a Efe que la clave de este evento es que "es una iniciativa abierta" en la que los niños y los adolescentes son los principales protagonistas y quienes marcan los objetivos para futuras ediciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp