09 de noviembre de 2018
09.11.2018
Distrito Este

Miraflores de El Palo recibirá el agua de Emasa

Los vecinos han aprobado un acuerdo negociado entre la entidad vecinal y el Ayuntamiento que pone fin a un conflicto de más de 15 años

09.11.2018 | 22:55
Vista general de la urbanización Miraflores de El Palo.

Un conflicto enconado desde hace quince años acaba de solucionarse. Los vecinos de Miraflores de El Palo, unas 750 familias, recibirán en sus domicilios, en un plazo de 15 a 30 días, el agua suministrada por la Empresa Municipal de Aguas (Emasa), tras el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento y la entidad urbanística de conservación de Miraflores, que ha sido ratificado esta tarde en asamblea por una amplia mayoría de vecinos.

El convenio al que los vecinos han dado su apoyo mayoritario ha venido siendo negociado desde el pasado 3 de mayo. Ambas partes acordaron elegir a dos abogados independientes para discutir y dar forma técnica y jurídica al acuerdo, que siempre ha tenido el respaldo y el impulso de los dos concejales afectados: el concejal de Medio Ambiente, José del Río,y el edil responsable del distrito Este, Carlos Conde.

El convenio fija que Emasa asume la titularidad de toda la infraestructura hidráulica que tiene la entidad vecinal para el suministro de agua: pozos, redes de suministro, maquinaria y concesiones con terceros. La entidad vecinal, por su parte acepta una deuda de unos 700.000 euros con Emasa y el Ayuntamiento que será saldada por los vecinos en un plazo de quince años. Ello supone una media de 10 euros al mes por vecinos, si bien la cantidad exacta vendrá ajustada por la superficie de cada parcela; también será posible que cada vecino que lo desee salde su deuda en menos tiempo.

La asamblea de vecinos, convocada para la tarde del viernes, conoció los extremos del preacuerdo alcanzado horas antes por los responsables municipales y de la entidad vecinal. Tanto José del Río, como Carlos Conde se dirigieron a los vecinos explicándoles con amplitud los términos del preacuerdo que finalmente ha sido ratificado por la asamblea mayoritariamente.

Ahora solo queda que el pacto sea respaldado también por el consejo de administración de Emasa.

Se resuelve así un largo conflicto que ha permitido que Miraflores de El Palo fuese la única barriada de Málaga que no recibía agua de Emasa. Ha sido el talante y el buen hacer de José del Río y Carlos Conde y la responsabilidad de los responsables de la entidad vecinal la que ha permitido resolver este asunto

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp