12 de noviembre de 2018
12.11.2018
La Opinión de Málaga
Salud

Los ingresos por alcohol se duplican en seis años

Hasta 117 personas ingresaron en los centros malagueños por sicosis o síndrome de dependencia frente a los 57 de 2010

12.11.2018 | 05:00
Imagen de un botellón en plena feria de Málaga.

­Los ingresos hospitalarios a raíz de trastornos mentales o del comportamientos provocados por el consumo de alcohol se incrementan en la provincia de Málaga; un problema que ha duplicado las cifras en tan solo seis años y que ha llevado a los centros a pasar de 57 registros en un año a 117.

Los datos de altas hospitalarias según las encuestas del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) demuestran que las altas por psicosis alcohólica y síndrome de dependencia del alcohol se incrementan de forma leve en los últimos años hasta alcanzar el máximo en 2016 con 117 altas por esta causa; el 25 por ciento del total en la región andaluza, donde se contabilizaron 482 casos y Málaga está a la cabeza. Le sigue Sevilla con 92 casos. Un porcentaje a nivel regional que no se corresponde con la dinámica de los últimos años.

Por poner un ejemplo, en el 2014, las altas hospitalarias por este motivo en la provincia malagueña no alcanzaron el centenar, y se contabilizaron 81 casos. Una cifra que le hizo representar el 16,6 por ciento del total de casos repartidos en la región (486) y estar por detrás de ciudades como Granada (87), Cádiz (92) y Sevilla (116).

Si nos remontamos hace justo una década, en el año 2008, las altas hospitalarias por esa causa en Málaga representaban un porcentaje aún inferior a los citados hasta ahora en el total de Andalucía. Con 91 casos recogidos por el INE, Málaga representaba el 15,8 por ciento del total de la región, con 575 casos. Aun así, Málaga copaba los primeros puestos, solo por detrás de Cádiz (97) y Sevilla (132).

En cuanto a las altas hospitalarias por psicosis por drogas, dependencia de drogas o abusos de drogas sin dependencia las cifras son superiores a las altas protagonizadas por trastornos mentales ocasionados por alcohol tanto a nivel provincial como regional año tras año. Si se tienen en cuenta los datos en Málaga, se mantienen bastante lineales en términos generales con leves picos de descenso o aumento en algunos periodos concretos. Los últimos datos que registra el INE en 2016 se contabilizaron 149 casos, la segunda provincia con más altas hospitalarias registradas por trastornos mentales derivados por las sustancias psicoactivas; el 21,8 por ciento del total que se registró en Andalucía con 681 casos y solo por detrás de Sevilla con 178 casos.

Los datos del INE demuestran que en los últimos años ha habido un leve descenso. Si en 2016 se contabilizaron 149 casos, en 2014 la cifra era algo más alta hasta alcanzar los 177, un año en el que la región andaluza registró hasta 821 casos con Sevilla a la cabeza (205) y Málaga por detrás. Aunque las cifras en los hospitales malagueños son constantes en este tipo de altas y rondan en los últimos diez años entre 149 y 173, cifras correspondientes a los años 2016 y 2010, respectivamente, con diferencias de no más de 25 altas, en términos absolutos si se mira el total de Andalucía el descenso ha sido notorio.

Hace diez años, la región contabilizó hasta 1.179 altas hospitalarias por psicosis a raíz del consumo de drogas, un total en el que Sevilla representaba hasta el 47,6 por ciento con 562 casos. El 50 por ciento restante se repartía entre las otras siete provincias que componen la comunidad. Málaga (164), Cádiz (166) y Granada (100) representan el grueso.

En el año 2012, las altas hospitalarias a nivel andaluz ya bajan la barrera psicológica de mil y se cerró el año con 902 casos. En 2016, en cambios, se registra la cifra más baja, si se tienen en cuenta los datos de 10 años, y los hospitales andaluces registraron 681 casos; un 57 por ciento menos que en 2008 cuando se alcanzó la cifra de 1.179.

Aunque las altas por sustancias psicoactivas cada vez son inferiores, la diferencia entre las que representan las protagonizadas por trastornos mentales derivados del alcohol es aún notable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook