13 de noviembre de 2018
13.11.2018
Educación

Dar libros de texto gratis a los niños de Infantil costará 8 millones en Málaga

Susana Díaz se compromete a extender el plan de gratuidad a los alumnos de entre 3 y 6 años si gana las elecciones

13.11.2018 | 05:00
Susana Díaz propone extender la gratuidad de los libros de texto a los alumnos de Infantil.

La medida podría suponer un ahorro de 175 euros a las familias por cada niño

La Junta tendría que invertir algo más de 8 millones de euros cada año en la provincia de Málaga para que los niños de Infantil tuvieran libros de texto gratis. Un importante desembolso económico que habría de sumar al que ya realiza para sustituir los materiales didácticos que forman parte del Plan de Gratuidad, una de las banderas del programa de ayuda a las familias del Gobierno de Susana Díaz y que la presidenta y candidata quiere extender a la etapa Infantil si sale elegida en las elecciones del 2D.

Andalucía es, junto a Navarra, la única comunidad autónoma que mantiene este plan de gratuidad para toda la educación obligatoria, es decir, desde primero de Primaria hasta cuarto de la ESO. Este curso, sin ir más lejos, la Delegación Territorial de Educación informó en septiembre de que unos 177.000 escolares disfrutarían de manuales gratis en la provincia, para lo que la Junta invertiría 6 millones de euros. Se han renovado los libros de los alumnos de primero y segundo de Primaria, como siempre, y los de primero y segundo de FP Básica.

Ahora, y como promesa electoral, Susana Díaz pretende ir más allá y ha anunciado que si goza de la confianza de los andaluces en las próximas autonómicas, ampliará la gratuidad de los libros de texto para los alumnos de Educación Infantil de entre 3 y 6 años. Solo en la provincia de Málaga, esta medida podría exigir una inversión adicional de 8 millones de euros, aproximadamente.

El pasado 10 de septiembre comenzó el curso escolar para un total de 46.281 alumnos matriculados en el segundo ciclo de Infantil en Málaga [de los cuales, alrededor de 44.800 acuden a centros públicos y privados concertados]. Infantil no es una etapa obligatoria pero es cada vez más elegida por las familias, ya que es un servicio que les permite conciliar y por los beneficios educativos que para los niños tiene la escolarización temprana.

El desembolso medio aproximado que tenían que soportar las familias para la compra de los libros de texto y otros manuales ronda los 175 euros por cada alumno. Este precio depende del nivel educativo y de la editorial. En todo caso, son libros (unos ocho libros por curso) considerados material fungible, es decir, en los que el alumnado escribe, dibuja, colorea... y por tanto, de uso exclusivo.

Según el portavoz del PSOE en la Diputación de Málaga y candidato socialista al Parlamento andaluz, Francisco Conejo, la gratuidad de los libros de texto de tres a seis años beneficiará a 100.000 niños en Andalucía.

Para Pilar Triguero, portavoz de la Fdapa, «los libros de texto son completamente innecesarios en Infantil». «Busquemos otras herramientas educativas, que sean gratuitas, y las familias andaluzas lo van a agradecer mucho», indica.

En todo caso, la representante de las asociaciones de padres y madres de la provincia agradece «cualquier ahorro para las familias». Pero insiste en la necesidad de buscar otras alternativas para educar y enseñar y desterrar los libros de texto de esta etapa. «Si hablamos con los profesionales de la educación, es decir, con los maestros y maestras, seguro que se le ocurren 300.000 ideas para que esa inversión que tiene que realizar la Junta sea bastante más efectiva», concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook