14 de noviembre de 2018
14.11.2018
Ciudad

Los vecinos del Centro dan el primer paso para llevar la declaración de ZAS a los tribunales

Piden los residentes, que esta mañana se han reunido con IU-MpG, que salga ya a exposición pública dado que recibió la aprobación inicial en el pleno de octubre

14.11.2018 | 12:35
Terrazas en el Pasaje Chinitas.

La Asociación de Vecinos Centro Antiguo ha dicho basta y ha dado el primer paso para judicializar la declaración de 98 calles del casco antiguo y cinco del Romeral como Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), un paso que significará una moratoria a la apertura de nuevos bares, restaurantes, pub y discotecas en las partes urbanas afectadas y un recorte de una hora en la recogida de terrazas en otoño e invierno, de dos a una de la madrugada. Así, hicieron llegar ayer un escrito al secretario general del Ayuntamiento en el que piden que el Pleno expida una certificación del acuerdo del pasado 25 de octubre por el que se aprobó inicialmente el documento con el apoyo del PP, IU-Málaga para la Gente, Málaga Ahora y el edil no adscrito Juan José Espinosa, y los votos en contra de Cs, que ha anunciado su apoyo sin fisuras a los hosteleros, y el PSOE, que quiere más consenso y que cree que no se ha conseguido por la falta de diálogo del equipo de gobierno.

Los hosteleros celebran esta tarde una Asamblea General en la Cámara de Comercio a la que acudirá el alcalde, Francisco de la Torre, para decidir si cierran todos los establecimientos el 30 de noviembre, coincidiendo con la inauguración del alumbrado navideño, o, por el contrario, abren de forma ininterrumpida durante 24 horas. También han lanzado una campaña para oponerse al ZAS y prevén que se perderá un 25% de los puestos de trabajo de los 10.000 que crea el sector en la capital. El regidor malagueño y el edil de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, han pedido en varias ocasiones a los hosteleros y vecinos que se sienten en la Mesa contra el Ruido, que presenten alegaciones al documento, que aún no ha sido aprobado de forma definitiva, y tienden la mano a ambos sectores. Recuerdan, además, que el Defensor del Pueblo Andaluz ha pedido que se cumpla la legislación en la materia y destacan que hay ediles y regidores imputados por no hacer eso. Tienden su mano a todos los afectados en la materia para llegar a acuerdos que respeten el equilibrio entre las lógicas expectativas de negocio de los restauradores y el derecho al descanso de los residentes.

Los vecinos del Romeral y del Centro ya han dicho que no se van a sentar a mesa alguna y prevén ir a los tribunales. Los hosteleros también estudian ir a los juzgados por los defectos de forma del ZAS.

El escrito de los vecinos recuerda que hubo un Pleno el 25 de octubre en el que se deliberó y votó sobre la aprobación del ZAS, previamente sancionada en la Comisión de Sostenibilidad Medioambiental. El abogado de los residentes recuerda que la asociación "se encuentra afectada por el exceso de ruido que afecta a esta zona residencial y, por lo tanto, interesada en la declaración del ZAS y de los planes zonales específicos". Por ello, a fin de acreditar los acuerdos adoptados en relación con varios artículos de la Ley de Bases de Régimen Local y del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, pide que se expida certificación del acuerdo, con indicación del resultado de la votación y los acuerdos adoptados al respecto; y, comoquiera que los acuerdos son inmediatamente ejecutivos, debe procederse, "sin más dilaciones, a iniciar el trámite de información pública que comenzará desde la publicación del acuerdo" en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Así, exigen, basándose en la normativa mencionada, su publicación inmediata o, en su defecto, que se informe de la fecha en la que se procederá a la misma, "a fin de poder adoptar en su caso las medidas legales correspondientes".

Por otro lado, el grupo municipal de IU-MpG ha mantenido una reunión con representantes de este colectivo, en la que sus ediles fueron informados de las acciones legales que va a emprender la asociación contra el Ayuntamiento por no aplicar la normativa de ruidos, las ZAS, que acumula un retraso de tres años.

En la reunión participaron Alfonso Miranda, presidente de la Asociación de Vecinos Centro Antiguo, Alejandro Villén, vicepresidente, y Óscar Agudo, miembro de la misma. El portavoz del grupo, Eduardo Zorrilla, se comprometió a presentar mociones en las comisiones de Medio Ambiente y Seguridad que se celebran el próximo lunes y en la que los vecinos también tomarán la palabra.

"El principal acuerdo que se ha alcanzado en la reunión ha sido el de que una vez que estos vecinos han obtenido la declaración de ZAS y que esta se encuentra en su fase inicial, no se debe permitir al equipo de gobierno que continúe aplicando maniobras dilatorias y se acorte el plazo de alegaciones, el cual debería comenzar inmediatamente. Además, han señalado que debe publicarse la aprobación inicial, la cual fue aprobada por mayoría el 25 de octubre", ha informado IU-MpG en un comunicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook