14 de noviembre de 2018
14.11.2018
Vivienda

La venta de pisos se acerca al nivel del boom a falta del efecto de la inquietud hipotecaria

Hasta septiembre se han vendido 25.000 casas en Málaga, la mejor cifra desde 2007 - Sólo la superan Madrid, Barcelona y Alicante - Los portales inmobiliarios avisan de que el sector notará próximamente la incertidumbre de las últimas semanas

14.11.2018 | 05:00
Obras de una promoción de viviendas en Málaga.

La venta de viviendas en la provincia de Málaga, a falta de conocer el efecto que tenga sobre el mercado las dudas generadas en torno al pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD) en las hipotecas, viene firmando sus mejores cifras desde los años del boom inmobiliario. En los nueve primeros meses del año se han registrado algo más de 25.000 operaciones, con una subida del 6,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Para encontrar un nivel mejor hay que remontarse al ejercicio de 2007, el último del boom inmobiliario. En aquel entonces se registraban a estas alturas del año más de 33.000 compraventas.

La incógnita ahora es saber si la incertidumbre hipotecaria que se ha creado a partir de mitad de octubre a raíz de las erráticas decisiones del Tribunal Supremo (sus magistrados decidieron que eran los bancos y no los clientes quienes debían pagar el AJD y luego el pleno del Alto Tribunal rectificó esa decisión) acaban pasando factura a la compraventa. El Gobierno finalmente aprobó un decreto que determina que son las entidades financieras las que deben pagar este impuesto aunque son muchos lo que piensan que la banca repercutirá este costo en el cliente a través de la subida del diferencial o de comisiones. La secretaria de Estado de Hacienda, Inés María Bardón, subrayó ayer mismo, sin embargo, que el Gobierno vigilará «estrechamente» que la asunción por parte de la banca del AJD que grava las hipotecas no se traduzca en cláusulas abusivas para los clientes ni repercuta en el precio, ya que recurrirá a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) si es necesario. Además, aclaró que las cajas rurales y las cooperativas también tendrán que asumir el pago del impuesto y que las exenciones decaen con el cambio legal. «Nos vamos a ocupar de que el pago del impuesto no se traduzca en cláusulas abusivas ni de que se repercuta en el precio», avisó.

En todo caso, y a la espera de comprobar la evolución del mercado, las cifras de compraventas hasta el mes de septiembre la confirman como la cuarta provincia de España con más actividad tras Madrid (52.182), Barcelona (37.633) y Alicante (27.410). Más del 80% de las operaciones registradas en Málaga corresponden a vivienda usada.

A nivel nacional, la compraventa de viviendas aumentó un 9,7% el pasado mes de septiembre en relación al mismo mes de 2017, hasta sumar 42.766 operaciones. El avance interanual de septiembre, con el que la compraventa de viviendas encadena seis meses consecutivos de incrementos, es superior al logrado en agosto, cuando este indicador subió un 7,4%. En lo que va de año se han vendido ya más de 395.000 viviendas, con una subida del 10,7% respecto a los mismos meses de 2017.

Los principales portales inmobiliarios españoles creen, no obstante, que el mercado está desacelerándose en la segunda mitad del año, aunque afirman que los buenos datos de compraventas de viviendas publicados ayer por el INE confirman la buena marcha por la que atraviesa el sector.

El jefe de estudios de idealista, Fernando Encinar, afirmó que «parece claro» que las «fuertes» subidas registradas en las compraventas de viviendas se están «aplanando» y cree que pronto se verán incrementos moderados de un solo dígito.

Sobre los datos de compraventa de septiembre, Encinar dijo que «reflejan la buena marcha del mercado en ese punto», pero advirtió de que todavía no se recogen «las recientes semanas de incertidumbre hipotecaria, cuyo impacto se notará en la estadística de octubre o noviembre».

Por su parte, la directora de estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, cree que el mercado de la vivienda sigue dando señales de recuperación, pero en el sentido de la estabilización. En esta línea, Toribio aseguró que también aprecia una disminución en el ritmo de crecimiento del mercado.

Además, cree que se alcanzarán el medio millón de viviendas vendidas a cierre de 2018 y afirmó que los datos de compraventa aseguran que el mercado se aleja de la amenaza de una burbuja inmobiliaria.

Por último, el director de estudios de pisos.com, Ferran Font, señaló que los datos de septiembre sobre compraventa de viviendas en España demuestran que «las operaciones siguen afianzándose gracias al crecimiento estable, que ya encadenan seis meses al alza». Asimismo, destacó que el crecimiento acumulado gira en torno al 11% por tercer mes consecutivo, lo que «ratifica la buena salud de la que goza el sector a día de hoy».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook