17 de diciembre de 2018
17.12.2018
Banca

Azuaga asegura que trabajan para que la sede social de Unicaja Banco esté siempre en Málaga

Declina comentar la posible fusión con Liberbank pero sí dice que, "por supuesto", el objetivo es que la entidad mantenga su centro decisorio en Málaga

17.12.2018 | 12:34
Inauguración de la nueva sede de Monte Activo
Directivos de Unicaja, con Manuel Azuaga y Braulio Medel en el centro, este lunes en Málaga.

Los rectores de Unicaja Banco mantienen una discreción absoluta en cuanto a las conversaciones abiertas con Liberbank para una posible fusión que daría lugar a la sexa entidad españolas en cuanto a cifra de activos (casi 96.000, sumando los 57.000 de Unicaja y los 39.000 de Liberbank). El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha comentado este lunes en un acto de la Fundación Bancaria, a preguntas de los periodistas, que "hoy no toca" hablar sobre estas conversaciones. Sin embargo, a la cuestión de si Unicaja Banco seguirá siendo siempre una entidad con sede social en Málaga, ha sido más explícito: "Eso estamos procurando, por supuesto que sí". Azuaga ha comparecido junto al presidente de la Fundación Bancaria Unicaja, Brauilio Medel, para presentar la nueva oficina de Monte Activo (hasta ahora conocido como el Monte de Piedad), situada en la calle Molina Lario de la capital malagueña.

Lo cierto es que Unicaja banco ha considerado siempre como irrenunciable para plantearse una operación de este tipo mantener la sede social del banco resultante en Málaga, un punto de partida que se cumpliría, ya que la diferencia de tamaño de ambos bancos, aunque no abrumadora, sí es favorable a Unicaja. Fuentes del sector financiero consultadas por este periódico daban por hecho estos días que las conversaciones entre ambas entidades parten de la premisa de que Málaga será el centro de operaciones de la hipotética fusión.

Unicaja tiene actualmente casi 57.000 millones de euros en activos (es la octava del ranking nacional) por los 39.000 de Liberbank (undécima), lo que dibujaría un peso del 60% del banco malagueño en la fusión. De hecho, fuentes del sector financiero comentan que en realidad Unicaja absorbería a Liberbank, cuyo consejero delegado es Manuel Menéndez. Esta ecuación de canje, es decir, la participación de cada entidad en el grupo resultante, se elabora teniendo en cuenta diferentes factores, tales como el tamaño, los modelos IRB y otros elementos del negocio como la tracción comercial.

El nuevo banco pasaría así a ocupar, con casi 96.000 millones, la sexta plaza de la clasificación nacional, adelantando a Bankinter (76.200) y a Kutxa (58.100), según los últimos datos del sector correspondientes a septiembre de 2018. Ya sólo estaría por delante el quinteto compuesto por Santander (1.444.600), BBVA (668.900), Caixabank (387.700), Sabadell (217.700) y Bankia (204.000). También la capitalización bursátil de Unicaja es mayor (casi 1.900 millones de euros frente a los algo más de 1.300 de Liberbank).

Estas cifras, unidas al hecho de que la entidad malagueña está también más saneada, apuntala además la idea de que Unicaja encabezaría el consejo de administración tras la fusión, con Azuaga de presidente no ejecutivo, mientras que Manuel Menéndez podría ocupar el puesto de consejero delegado. En todo caso, las negociaciones serán arduas en los próximos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook