21 de diciembre de 2018
21.12.2018
Actividades extraescolares

Sacan a licitación el acondicionamiento acústico para el Lex Flavia

El colegio fue uno de los centros multados por el Ayuntamiento de Málaga por exceso de ruido el pasado año

21.12.2018 | 15:43

Hace un año, el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía ponían fin a la crisis del ruido. El conflicto tuvo en jaque a cientos de niños y padres malagueños durante varias semanas. No podían hacer deporte por las denuncias de ruido. Para solucionarlo, ambas administraciones firmaron un convenio para ampliar el horario de actividades deportivas de los colegios hasta las 22.00 horas. Además del cambio normativo, Junta y Consistorio se comprometieron a mejorar las instalaciones de los centros afectados.

Y es precisamente este viernes cuando el  Ayuntamiento de Málaga, a través del Instituto Municipal de la Vivienda, ha informado de una de esas mejoras. Saca a licitación el proyecto de acondicionamiento acústico de la pista polideportiva cubierta del colegio Lex Flavia Malacitana. La sanción de 12.001 euros a este centro y al Félix Revello de Toro detonaron un conflicto que traspasó las fronteras de la capital y logró apoyos de jugadores y entrenadores de la ACB como Rudy Fernández, Pablo Laso, Sergio Scariolo, Sergio Llull o Mario Pesquera

El presupuesto estimado para esta actuación es de 148.852,14 euros y tiene un plazo de ejecución de tres meses.

El centro, ubicado en la calle Numancia del barrio de El Ejido, cuenta con una zona de recreo con pistas deportivas que ya cuenta con una cubierta, pero sin paredes. Precisamente, la cubierta, que se hizo para proteger de la lluvia, provocó de las instalaciones aumentase, por la resonancia que provoca. 

Por ello, para minimizar el ruido el Consistorio instalará una pantalla de aislamiento acústico de cinco metros de altura desde la cota de techo, rellena de un material absorbente en los dos laterales de la pista cubierta que se encuentran más cercanos a las viviendas afectadas. Los paneles están compuestos de espuma fonoabsorbente para reducir la reverberación de los sonidos producidos en la pista y que producía el "efecto tambor". Además, se levantará otra barrera acústica de cuatro metros sobre el peto de bloque de hormigón del colegio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook