27 de diciembre de 2018
27.12.2018
Gastronomía

Decálogo para comer bien fuera de casa

La Sociedad Española de Obesidad propone diez medidas para que los menús diarios o comidas de empresa no disparen los kilos

27.12.2018 | 05:00
Imagen de la cocina de La Cónsula.

Consejos

  • Utiliza el aceite de oliva o aceite de girasol alto oleico como grasa culinaria
  • Priorizar preparaciones que disminuyan en lo posible el contenido en grasa
  • Uno de cada 4 primeros platos debe incluir verduras, hortalizas o legumbres
  • Uno de cada 2 segundos platos debe ser a base de pescado blanco o azul o bien carne magra
  • Priorizar las verduras, hortalizas y legumbres como guarnición de segundos platos
  • La oferta de postres debe incluir siempre fruta fresca de temporada o frutos secos
  • Los lácteos deben incluir la opción baja en grasa (semidesnatados o desnatados)
  • Priorizar el consumo de agua como bebida habitual
  • Utilizar alimentos de temporada, preferiblemente adecuados a la gastronomía local Informar de las calorías totales y ofrecer medias raciones

­Que comer fuera de casa ya no sea una excusa. Se acabó señalar al menú del día o las consecutivas comidas y cenas de empresa navideñas para justificar esos kilos de más.

La Sociedad Española de Obesidad (Seedo-SEO) acaba de proponer un decálogo para contribuir a que la alimentación fuera de casa sea saludable y, junto con la práctica de ejercicio físico y un estilo de vida activo, prevenir el exceso de peso entre la población.

Atendiendo al hecho de que el porcentaje de personas que hacen una o varias comidas fuera de casa está creciendo, dicha sociedad recomienda entre otros consejos que uno de cada 4 primeros platos debe incluir verduras, hortalizas o legumbres como base principal y que uno de cada 2 segundos platos debe ser a base de pescado blanco o azul o bien con carne magra.

También llaman a priorizar las verduras, hortalizas y legumbres como guarnición de segundos platos. «La oferta de postres debe incluir siempre fruta fresca de temporada o frutos secos», reclaman.

Además de que «los postres lácteos deben incluir la opción de bajos en grasa». Otro de los puntos del decálogo alude a priorizar el consumo de agua como bebida habitual o, de lo contrario, utilizar unidades individuales si se consume alcohol. «Utilizar alimentos de temporada preferiblemente adecuados a la gastronomía local», es una de las claves que se pueden extraer del decálogo.

«Además de la responsabilidad individual que cada persona tiene de elegir alimentos más o menos calóricos o saludables y comer o beber con moderación, desde la Seedo entendemos que la implicación de la hostelería y la restauración es clave para combatir la obesidad. La manera de hacerlo, promoviendo la alimentación saludable, ofertando menús o platos confeccionados con alimentos saludables, utilizando técnicas de cocinado apropiadas y facilitando información nutricional de los mismos», aseguró la doctora de la junta directiva de la Seedo, Gema Medina-Gómez.

Para promover la alimentación saludable fuera de casa, dicha institución científica ha lanzado una encuesta online sobre el «grado de conocimiento de gastronomía saludable en empresa» para obtener datos sobre la percepción individual de la obesidad y su posible relación con hábitos nutricionales.

No se siguen los consejos

Los resultados de este informe dejan constancia de que la población no sigue las recomendaciones para poder llevar una alimentación saludable a pesar de que se considera que existe suficiente información. La encuesta online se realizó durante 44 días, y con una participación de 1.699 personas. Un 21% se considera obesa.

En lo referente a la percepción sobre el estado de salud, aunque el 21,39% de la población encuestada se considera obesa y el 0,95% muy obesa, la mayoría de la población opina que tiene un estado de salud saludable.

En cuanto a la alimentación en el trabajo, la mayoría de la población encuestada considera que la alimentación ofrecida en su empresa incluye todos los nutrientes en los alimentos de la pirámide alimenticia: un 70,09% respondió casi siempre y el 18,51% siempre.

Sin embargo, aunque más de la mitad de los encuestados por la sociedad de obesidad opina que la verdura fresca es el alimento más saludable (73,51%); el 54,6% de la población encuestada come más raciones de carne (pollo, ternera, cerdo) en la comida a lo largo de la semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook