29 de diciembre de 2018
29.12.2018
Cuentas municipales

La Diputación aprueba sus cuentas para 2019 sin deuda con los bancos

Los nuevos presupuestos, que no incluyen partidas para liquidar el pasivo con entidades financieras, prevén una subida dela inversión en un 22% - Incluyen asignaciones para la culminación de La Malagueta y la segunda fase del Caminito del Rey

29.12.2018 | 05:00
Bendodo y Sichar se estrechan la mano después de firmar el acuerdo entre el PP y Cs.

Adiós a la concordia entre insultos en el pleno de la Diputación

  • El pacto alcanzado entre el PP, Ciudadanos y Vox para cambiar el rumbo de la Junta estuvo en el centro del debate del pleno extraordinario para aprobar los presupuestos. Con los diputados dando muestras de un nivel de crispación y excesos verbales que, de darse en la calle, sería para echarse a temblar. La primera tormenta llegó con la intervención del portavoz socialista, Francisco Conejo, que acusó a la formación naranja de integrarse por voluntad propia en un triángulo de la «extrema derecha, aunque intente disimularlo para que no le salpique el barro de Vox». «Al menos, muestre el mismo orgullo que muestra el PP», le espetó a su homólogo, Gonzalo Sichar. Éste, para no quedarse atrás en la originalidad, le contestó que su partido, al menos, no se «gasta el dinero para los desempleados en putas». Intervino luego el portavoz de IU, Guzmán Ahumada, y se amplió el abanico. Jacobo Florido llamó al de IU «bufón» y éste le contestó que era un «impresentable». Para colmo de los despropósitos, un micrófono que se quedó abierto le jugó una mala pasada a Francisco Salado y a la secretaria general de la Diputación, Alicia García. Para preservar la privacidad, no se darán más detalles sobre el interés de ambos por la horticultura.

La Diputación aprobó este viernes sus últimos presupuestos de la legislatura con un acuerdo político entre el PP y Ciudadanos. Las cuentas para el año que viene serán las primeras que se han redactado desde la liquidación de las deudas que mantenía la institución provincial con los bancos, por lo que no se incluyen partidas destinadas a saldar el pasivo acumulado con las entidades financieras que, según ha asegurado siempre el equipo de gobierno del PP, llegó a ser de 300 millones en junio de 2011, fecha de entrada del actual presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que ahora se aventura a firmar unos presupuestos que culminan una de las grandes aspiraciones que se marcó cuando tomó el relevo del PSOE en la institución: acabar con la deuda sin que ello suponga un menoscabo para las inversiones. Algo que se habría logrado, por fin, dando lugar a un presupuesto que asciende hasta los 300 millones, según se informó ayer en una rueda de prensa conjunta entre el líder popular y el portavoz de Ciudadanos, Gonzalo Sichar, que ratificó la confianza en el PP que mantiene su partido. La cifra de 300 millones de euros corresponde al presupuesto consolidado, el que agrupa el de la Diputación y suma las cantidades destinadas que le corresponden a las empresas vinculadas a la misma, como son, entre otras, Turismo Costa del Sol, el Patronato de Recaudación o los consorcios que prestan servicios para la Diputación. El presupuesto exclusivo, así se informó, será de 243 millones para 2019. Un incremento del 5% si se compara con los 231 millones del año anterior.

Bendodo no dudó en calificar estos presupuestos de «históricos» y resaltó que suponen una firme apuesta por fomentar la generación de empleo en la provincia. Por primera vez, se cuenta con una partida exclusiva para subvencionar la búsqueda de empleo para los jóvenes que provienen de la Formación Profesional. Donde más énfasis puso, sin embargo, en su desglose fue en el apartado dedicado a las inversiones. Subirán, según se aseguró, en un 22% con respecto a las del año anterior, alcanzando la cifra de 70 millones de euros. Aquí se incluye una partida para la mejora de carreteras en la provincia de 10 millones y otra para completar la segunda fase de ampliación del Caminito del Rey, que cuenta con una dotación de 6,1 millones de euros. La adaptación de la plaza de toros de La Malagueta para ampliar su uso al de centro cultural y de ocio se completará el año que viene. Para ello, se ha guardado una partida de cuatro millones. Entre las asignaciones, también destaca una de 4,6 millones que está reservada para la instalación de bombillas de bajo consumo en el alumbrado público. Otra partida, también de 4,6 millones, se destinará a la limpieza y otras actuaciones en las vías públicas. Hay partidas específicas para el abastecimiento de agua, saneamiento y la depuración en municipios de 20.000 habitantes.

Bendodo fue preguntado, a su vez, por la existencia de una partida específica que ratificaría que el compromiso de contribuir a la construcción del tercer hospital en Málaga es firme por parte de la Diputación. Dejó claro que no hay una partida concreta, y que habría que esperar a que se conformara el «gobierno del cambio». «No vamos a poner el carro delante de los bueyes», añadió, no obstante, que la intención de colaborar sigue en pie.

Bendodo defendió que uno de los ejes prioritarios de las cuentas se centra en el refuerzo de las políticas de atención a la ciudadanía, y en este sentido las delegaciones que conforman el área de Ciudadanía dispondrán de 100 millones de euros, de los que se dedicarán 73 millones de euros para gasto social y servicios preferentes. Al respecto, anunció que se destinarán 1,6 millones de euros para subvenciones a familias y 500.000 euros para la construcción de centros sociales en la provincia, con preferencia para el centro de Alzheimer de Coín.

Otras políticas sociales incluirán actuaciones en materia de igualdad y lucha contra la violencia de género, para el apoyo a las familias con más dificultades, y para servicios sociales, dependencia y centros de atención especializada, tercer sector, cultura, educación, juventud y deportes.
Por su parte, Gonzalo Sichar hizo gala de que se habrían incluido en estos presupuestos medidas naranjas por valor de 25,5 millones. «El PP pactó lo que cumple con Ciudadanos», especificó. No lo creen así el resto de partidos en la oposición. El PSOE, IU y Málaga Ahora votaron en contra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook