03 de enero de 2019
03.01.2019
La Opinión de Málaga
Políticas Sociales

La Diputación refuerza con casi medio millón las ayudas a familias desfavorecidas

03.01.2019 | 13:29
Ana Mata desglosa las ayudas que la Diputación destinará este año a familias con pocos recursos.

Las prestaciones económicas concedidas durante 2018 han beneficiado a un millar de familias

"Nunca esta institución había destinado tanto dinero a ayudar a todas aquellas personas que más lo necesitan", ha dicho hoy la vicepresidenta de la Diputación y diputada de Igualdad e Innovación Social, Ana Mata, subrayando que este año la institución supramunicipal va a destinar a 73 millones de euros a políticas sociales.

Esta cifra es un 10,6 por ciento superior al año 2018, cuando destinaron 66 millones de euros. En concreto, a las familias más desfavorecidas y con menos recuros de los 87 municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia la Diputación va a conceder 1,7 millones de euros este 2019, casi medio millón más que el año anterior, cuando se dieron ayudas por un importe de 1.271.481 euros a un millar de familias de los mencionados pueblos. Es decir, que el aumento ha sido de un 11 por ciento.

Mata ha destacado que, además de aumentar la cuantía de las ayudas que se conceden a personas o familias, este año también se ha ampliado el ámbito de las personas beneficiarias. Así, ha puesto como ejemplo que se destinarán 500.000 euros a las ayudas de los Servicios Sociales Comunitarios para convivencia e inserción social. Estas prestaciones contemplan la cobertura de necesidades básicas como alimentación, limpieza, vestido, calzado, higiene personal y farmacía; apoyo al alquiler de vivienda, atención y cuidados para la salud; ayuda escolar; suministros vitales como agua, electricidad y gas; y la habitabilidad y pequeñas reparaciones en las viviendas.

Asimismo, la diputada ha detallado que se dispondrá de 323.215 euros para ayudas económicas a familias y menores en riesgo de exclusión social. Se trata de atender necesidades básicas de los menores como adquisición de alimentos, ropa, calzado, productos de aseo personal e higiene doméstica, leche maternizada y de continuidad, así como medicamentos. También se incluyen pañales, material escolar no financiado por la Junta de Andalucía, acceso a recursos educativos que desempeñen una función de integración de la persona menor, así como los gastos derivados de transporte, ha explicado Mata.

Cheque bebé

Por otra parte, se dispondrá de 300.000 euros para el denominado cheque bebé, es decir, las ayudas económicas que se otorgan por nacimiento o adopción para personas empadronadas en los municipios de la provincia de menos de 5.000 habitantes. Se trata de una medida para fomentar la natalidad en los pueblos más pequeños, que son los que más sufren el riesgo de despoblación. El año pasado se incrementó en 200 euros la cuantía de la ayuda, por lo que se conceden 1.200 euros por unidad familiar.

En este punto, Mata ha señalado que los presupuestos son un documento con posibilidad de modificación, por lo que "si vemos la necesidad de ampliarlo, como pasó el año pasado con los cheques bebé, se amplía". Además, se dispondrá de 200.000 euros para la adecuación funcional de viviendas de personas discapacitadas y mayores de 65 años. Estas se destinan a sufragar los gastos de adaptación de las viviendas habituales de los beneficiarios a sus necesidades específicas de movilidad. Se refieren a aspectos como cambio de bañeras por platos de ducha, instalación de suelo antideslizante o de apoyos, colocación de pasamanos en pasillos, eliminación de barreras arquitectónicas o adaptación de cocina y mobiliario.

Entre otros puntos, ha detallado que este año se destinan 50.000 euros al tratamiento de adicciones y otros 40.000 euros para la atención de personas con trastornos alimentarios; a lo que se une una aportación de 327.084 euros a Aspromanis y Sagrado Corazón para el cuidado y la atención de personas dependientes "que no atiende la Junta de Andalucía", así como 40.687 euros a la Fundación Malagueña de Tutela.

Asimismo, la Diputación va a dedicar también 2.018.000 euros para asistencia a domicilio de unas 600 personas "que aún no tienen reconocida su situación de dependencia y cuya atención asume solo la Diputación". "Mientras la Junta decide si son beneficiarios de la Ley de Dependencia, en la Diputación nos hacemos cargo para que no estén desatendidos", ha resaltado. En este sentido, ha indicado que dedican 21,2 millones de euros al programa de la Ley de Dependencia, con los que se atiende a unas 6.500 personas.

Ayudas de 2018

Por su parte, la diputada de Servicios Sociales y Centros Asistenciales, Lourdes Burgos, ha desglosado que en 2018 se han concedido 459.400 euros a 423 familias como ayudas económicas de los Servicios Sociales Comunitarios para apoyo a la convivencia e inserción social de las familias; se han otorgado 342.000 euros para el cheque bebé a 280 familias de 61 municipios de la provincia; y se han concedido 208 ayudas familiares por un total de 225.838 euros para atender necesidades básicas de los menores.

Además, otras 61 personas de 32 municipios de la provincia se han visto beneficiadas por las ayudas para la adecuación funcional de viviendas; y se han destinado ayudas de urgencia y de emergencia social a 30 familias de 16 municipios por un importe de 44.243 euros, entre las que destacan siete familias de Campillos afectadas por las graves inundaciones de octubre del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook