05 de febrero de 2019
05.02.2019
La Opinión de Málaga
Universidad

Estudiantes de Bachillerato y opositores saturan las bibliotecas de la UMA

Los alumnos universitarios se quejan de que no hay suficientes puestos para poder preparar los exámenes y se encierran en Ciencias para exigir mejores horarios, aunque la Universidad avisa de que ya no tiene capacidad de reacción para contratar a más personal

05.02.2019 | 13:43
Imagen de archivo de alumnos estudiando en la Biblioteca General.

Estudiantes de la Universidad de Málaga han iniciado una serie de movilizaciones para exigir a la institución académica que mejore los horarios de las bibliotecas para preparar los exámenes del primer cuatrimestre. Anoche se encerraron en la facultad de Ciencias y hoy tienen previsto mantener sus protestas. Convocados por la asociación Eureka, demandan más espacios y horas de apertura de estos recintos ya que, según dicen, están saturados. El vicerrrector de Estudiantes de la UMA, José Francisco Murillo, reconoce que los cálculos se han visto desbordados y lo achaca a un aumento imprevisto de alumnos de Bachillerato y opositores, que también usan las bibliotecas de Teatinos y El Ejido para estudiar.

Murillo se remonta al 5 de diciembre de 2018, cuando tuvo lugar la reunión con los representantes del Consejo de Estudiantes para negociar la apertura de las bibliotecas en los horarios extraordinarios con motivo del periodo de exámenes. "Lo hacemos con tanto tiempo porque necesitamos la contratación de personal eventual para atender estas bibliotecas", señala. El vicerrector indica que el acuerdo "mejoraba con mucho los horarios de apertura desde que la UMA existe" y que los horarios respondían a las necesidades de los estudiantes.

"Por causas sobrevenidas", dice el vicerrector, en determinadas bibliotecas la afluencia de usuarios es masiva. Se refiere Murillo a esta presencia de alumnos de instituto y de opositores. "Siempre contamos con esa ocupación de estudiantes que no son de la UMA, pero nosotros no pedimos el carné para poder acceder y entendemos que esto tiene que ser así porque la Universidad es una institución que cumple con su responsabilidad social", agrega. "Pero nunca habíamos tenido un problema de esta calado", reconoce.

Murillo añade que entiende los problemas y que respeta las movilizaciones de los estudiantes, pero se remite al acuerdo "excelente" alcanzado el pasado 5 de diciembre y advierte de que, a una semana vista, la Universidad, como institución pública, no tiene tiempo para proceder a realizar nuevas contrataciones. "No contamos con los mecanismos ni las herramientas para tener capacidad de reacción a estas alturas", precisa.

Por este motivo, y así lo ha explicado a los representantes de los estudiantes, según ha informado, ha alcanzado el compromiso de que los funcionarios de las bibliotecas recojan datos para ver en qué espacios se han visto desbordadas las previsiones que tenían y poder dar una respuesta mejor, con una mejor dotación de recursos y personal, pero ya en junio, es decir, en el próximo periodo de exámenes.

"Así se lo he explicado a los estudiantes, que es gente muy comprometida, seria, responsable y eduada, que hacen muy bien su trabajo de representación y de demandar las mejores condiciones para el estudio", dice Murillo. "Sé que su misión en estos momentos es ésa", insiste, pero " no tenemos los mecanismos para proceder a la contratación de personal en una semana", concluye.

El horario de bibliotecas acordado para este mes de febrero mejoraba el último de septiembre de 2018 en jornadas de apertura. En total, la UMA ofrece horarios especiales en la Biblioteca General, en el aulario Gerald Brenan, y en las bibliotecas de Informática y Telecomunicación, en la de Medicina y en la de Económicas. En total, 2.536 puestos de estudio que, sin embargo, no son suficientes.

En el caso de la General y del aulario Gerald Brenan, el horario especial comprende desde los días 13 de enero al 14 de febrero, todos los días, incluidos fines de semana y festivos, hasta las 7.00 h. del día siguiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook