09 de febrero de 2019
09.02.2019
Gobierno andaluz

Patricia Navarro se estrena como nueva delegada de la Junta en Málaga

El antecesor socialista en el cargo, Francisco Fernández, no acude al traspaso de competencias

09.02.2019 | 05:00
Navarro, Bendodo, Imbroda y Blanco, entre otros.

­Patricia Navarro, flamante delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, ya ocupa su despacho en la Alameda Principal. En esta céntrica calle se ubica el edificio de la Delegación de la Junta para la provincia. Después de ser nombrada este jueves por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en Sevilla, acudió ayer para tomar posesión de su nuevo lugar de trabajo. Una especie de traspaso de poderes en el que estuvo arropada por el consejero de Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, y el consejero de Educación de Deportes, Javier Imbroda. Además, acudió, también, la consejera de Empleo, Rocío Blanco. El acto no tenía pretensiones pomposas. Aun así, llamó la atención la ausencia del sucesor en el cargo de Navarro. El socialista Francisco Fernández no estuvo presente ayer. Fernández llevaba poco tiempo en el cargo. Fue el elegido por Susana Díaz para sustituir a José Luis Ruiz Espejo, que fue el número uno del PSOE en la lista por Málaga para las pasadas elecciones autonómicas.

Una vez pasado el trámite de la foto de familia, Navarro se reunió con los consejeros para una primera toma de contacto. El día anterior, Moreno mandó un mensaje a todos sus delegados con cuál debe ser la vocación de trabajo. «Quiero puertas abiertas, oídos atentos, y mucha, mucha carretera hasta el último rincón de nuestra comunidad», reclamó Moreno, quien se mostró convencido de que ninguno va a «escatimar» esfuerzos en esta nueva etapa. Según defendió Moreno, se pone en marcha «un gran equipo de proximidad» del Gobierno andaluz que se completará en las próximas semanas con los delegados de las distintas áreas del gobierno. Se trata, apuntó Moreno, «de un equipo ajustado a la nueva etapa y coherente con el compromiso de reducción de lo que tiene que ser la estructura política de la Junta». Así, tras apuntar que el Gobierno andaluz va a cumplir con su obligación de tener «una presencia cercana en cada provincia», el presidente de la Junta garantizó que se va a hacer «desde la máxima austeridad y eficiencia». Apostilló, también, la reducción del organigrama territorial de la Junta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook