11 de febrero de 2019
11.02.2019
Inversiones

Los empresarios de Málaga critican que la inversión en obra pública sigue estancada

Cerró 2018 con 333 millones y una media por habitante de 204 euros, muy por debajo de los 296 de Andalucía y los 262 del conjunto nacional

11.02.2019 | 05:00
Obras de un túnel del AVE a Granada, en una imagen de archivo.

El Gobierno reduce un 68% su inversión - El sector dice que la baja licitación lastra la creación de empleo

­La licitación de obra pública en Málaga sigue inmersa, según la opinión de los empresarios de la construcción, en unas bajísimas cifras que siguen lastrando la mejora que el sector sí viene experimentando en los últimos años de su otra gran pata de actividad (el segmento residencial, que presenta un incremento sostenido tanto de ventas de viviendas como de visado de proyectos para nuevas promociones). Según los datos de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan), la inversión en la provincia se mantuvo estable en 2018 con 333 millones de euros (en 2017 fueron 328), pero la cuantía no satisface ni mucho menos al sector constructor, que insiste en que las cifras son aún insuficientes para una provincia con la población y el tejido productivo de Málaga.

En 2006, antes de la crisis, Málaga alcanzó un récord inversor de casi 1.500 millones en todo el ejercicio mientras que en 2008 y 2009, ya con la crisis declarada, se invirtieron en torno a 1.000 millones cada año. La cifra se fue progresivamente desplomando hasta mínimos de en torno a los 140 millones en 2012 , 2013 y 2015 para situarse en unos 190 millones en 2016. Pese a haber remontado por encima de los 300 millones en los dos últimos ejercicios, la valoración de los empresarios es negativa, al considerar que la actual situación económica, sin ser óptima, sí daría para que Málaga pudiera moverse en unos 500 millones anuales. Eso permitiría también recuperar empleo a mayor ritmo en el sector, según han calculado entidades como la Cámara de Comercio de Málaga y la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga (ACP).

La provincia cuenta actualmente con unos 60.000 trabajadores ocupados en la construcción según la EPA de cierre de 2018, una cifra que llegó a caer al entorno de los 30.000 en lo más duro de la crisis (2012 y 2013) y que, pese haber subido en los cuatro últimos años, sigue alejada de los más de 100.000 que llegó a acoger en la época del boom económico. Los constructores creen que con los 500 millones al año antes citados la cifra podría seguir aumentando de forma sostenida al menos a 70.000.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Málaga, Juan Cobalea, afirmó a este periódico que las cifras de inversión han sido «paupérrimas en la presente década, con una media anual de 238 millones al año entre 2011 y 2018. «Utilizando un símil, el cuerpo puede resistir algún tiempo a pan y agua pero si nos pasamos las secuelas son irreversibles. Igual ocurre con los territorios, si lo mantienes mucho tiempo sin el alimento de las infraestructuras al nivel necesario, se frena el crecimiento y la competitividad, con riesgo de colapsar la economía», apunta.

Cobalea lamentó además la escasa evolución de las licitaciones en la provincia en comparación con la media nacional. Así, la inversión en 2018 creció en Málaga un 1,2% mientras que en Andalucía lo hizo un 83% y en España un 30,6%.

«Es evidente el incremento de los niveles de licitación, producto de una mejora del comportamiento general de la situación económica, y también es claro que ese incremento no se ha trasladado a nuestra provincia, por lo que ya debe tocar a Málaga la atención a los muchos proyectos que están en el dique seco», opinó.

Málaga fue la tercera provincia andaluza en nivel de inversión tras Almería (739 millones) y Sevilla (451). Eso sí, sus cifras quedan muy por detrás de la media nacional y andaluza en media por habitante. «Málaga sale claramente en desventaja con 204 euros por habitante mientras que Andalucia presenta 296 y España 362», dijo.

Cae la inversión del Gobierno


Los datos de Seopan reflejan que las administraciones locales (ayuntamientos y Diputación) fueron un año más el ámbito más inversor, con un total de 195,8 millones (el 58,9% del total). Le siguió la Junta de Andalucía, con 105,1 millones (31,5%) y cierra el Gobierno central, con 32,1 millones y sólo el 9,6% de lo licitado en la provincia. El representante de la Cámara de Comercio recordó que estas cifras suponen un aumento de la inversión del 37% en el caso del poder local y de un 22% en el de la Junta mientras que el Ejecutivo retrocede un 68% en sus cifras.

Entre los proyectos pendientes que afectan a Málaga, Cobalea recordó una extensa lista entre los que figuran el tren litoral a Marbella, el bypass del AVE en Almodóvar del Río (Córdoba), el nuevo trazado del corredor ferroviario Bobadilla-Algeciras, el megahub de Antequera (antes conocido como Puerto Seco) o el soterramiento de las vías del Puerto. También aludió a la continuación de la autovía Guadalhorce A-357 por Osuna a Sevilla, la salida a la autovía en Arrollo de la Miel (Benalmádena), el vial distribuidor delos polígonos en Alhaurin de la Torre, el acceso norte al aeropuerto, la posible ampliación de la presa de La Concepción en Marbella, el plan integral de regadíos o la culminación del ciclo integral del agua y las depuradoras de Nerja, y el Guadalhorce.

Con respecto a la capital, citó entre muchas otras iniciativas como los paseos marítimos de Pedregalejo y El Palo, el tercer hospital o el plan contra inundaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp