12 de febrero de 2019
12.02.2019
Sanidad

Los enfermeros de quirófanos de Urgencias del Regional asumirán funciones del protocolo de trasplantes

Satse denuncia que existe un equipo específico para estas labores y el propio personal de urgencias asegura "carecer de la actualización de los conocimientos necesarios"

12.02.2019 | 18:22
Imagen de archivo de un equipo en plena intervención de un trasplante.

El sindicato de Enfermería Satse ha denunciado que la gerencia del Hospital Regional ha modificado "sin consenso" el protocolo que regula la actividad de donaciones y trasplante y ha derivado a la Enfermería del quirófano de Urgencias procedimientos que hasta ahora asumía el equipo de Trasplantes.

En concreto, un equipo especializado en estas intervenciones participaba en la intervención propia del trasplante, las reintervenciones, así como los casos de emergencia del paciente postrasplantado. Una labor que requiere de formación específica y que le suponía una garantía de calidad y seguridad asistencial en los procesos, según el sindicato.

La gerencia ha llevado a cabo cambios y este equipo solo actuará en las operaciones catalogadas como reintervenciones siempre que se produzcan en la primera semana postrasplante. Todo procedimiento considerado como reintervención posterior a esta primera semana, así como los casos de "emergencia", lo asumirá el equipo de Enfermería del quirófano de Urgencias del Hospital General.

El propio equipo de quirófanos de Urgencias ha elaborado un escrito para la Comisión de Trasplantes y "entienden que se trata de una medida impuesta y en ningún momento consultada ni consensuada, sin explicación alguna". Un colectivo que se encarga de los cuidados prequirúrgicos y quirúrgicos de innumerables tipos de intervenciones que se consideran de emergencia y de urgencia y que asegura carecer de la actualización en los conocimientos necesarios para atender a la cirugía de trasplante renal/páncreas.

Para Satse esta medida supone "un aumento en la carga de trabajo del personal del quirófano de urgencias" y que puede acentuar "la inestabilidad laboral en una plantilla agotada". "Nos llama profundamente la atención que existiendo un equipo de enfermería altamente cualificado, como es el de trasplantes renal/páncreas, se plantee las modificaciones especificadas", han sentenciado.

Por su parte, la gerencia del hospital afirma que la actuación ante una reintervención de un trasplante renal "obedece a criterios clínicos y de urgencia. La intervención del equipo de enfermería de urgencias depende de la emergencia de la operación, tratándose en todo caso de profesionales preparados para ello. Estos criterios no son nuevos y están recogidos en la última actualización del Reglamento de Donación y Trasplantes del Hospital Regional de Málaga que data de 2012".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp