14 de febrero de 2019
14.02.2019
Laboral

El alcalde da por fracasada la municipalización de Limasa

Habría margen para al menos iniciar el proceso si la plantilla acepta la oferta municipal antes de mañana; de lo contrario el futuro de la empresa de limpieza de resolvería después de las elecciones municipales

14.02.2019 | 13:21
Francisco de la Torre, este miércoles, en el Ayuntamiento.

Plazos: El alcalde tiene tiempo para actuar

  • Más allá de los legítimos argumentos políticos del alcalde arguyendo que, por mor de la convocatoria de elecciones municipales no hay tiempo para que el Ayuntamiento acuerde crear una empresa pública para gestionar la limpieza de la ciudad, los hechos y el calendario dicen que hay tiempo de sobra. Las elecciones municipales se celebrarán el día 26 de mayo. Se deben convocar 54 días antes, es decir el 2 de abril. Es a partir de esa fecha, 2 de abril, que entra en vigor la prohibición de realizar actos de inauguración y campañas de propaganda institucional para difundir logros de legislatura, de tal forma que sólo se permiten aquellas que sean puramente informativas. El alcalde ha fijado el plazo del 15 de febrero (hoy) para recibir una respuesta del comité de Limasa, y a partir de ahí decidir. El alcalde tiene tiempo sobrado en lo que queda de mes para convocar un pleno extraordinario o urgente (la importancia del asunto lo merece) para aprobar en primera instacia la municipalización. A partir de ahí se abriría el plazo de exposición pública durante un mes y una vez cumplido, quedaría tiempo (justo, pero sobrado­) para llevar al pleno de marzo la aprobación definitiva de Limasa como empresa pública.

El alcalde ha dado hoy prácticamente por liquidada la municipalización de Limasa y deja su futuro para después de las elecciones. Como medida de presión a los trabajadores y al comité de empresa señala que si estos aceptan la oferta municipal antes de mañana, 15 de febrero, aún habría tiempo de, al menos, iniciar el proceso administrativo para crear una empresa pública de limpieza. El argumento último son las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, dado que una vez que estas se convoquen, el 2 de abril, los 54 días siguientes las administraciones no pueden tomar determinadas decisiones políticas, entre las que el alcalde incluye esta decisión. De la Torre ha asegurado hoy que "antes de las elecciones no hay ya tiempo material para hacer ni A ni B" (municipalizar o privatizar), "Quedaría todo para después de las elecciones (municipales)".

Si habría margen, según De la Torre, para iniciar el proceso administrativo de municipalización de Limasa, pero sólo si los trabajadores aceptan su propuesta antes de mañana viernes, "Si lo aceptan antes del 15 quedaría tiempo, mas allá del 15 quedaría muy poco tiempo para poder ser operativos antes de que el periodo electoral nos impida legalmente tomar decisiones que la ley nos prohíba". "Si hay contestación antes del 15 se podría ir a la municipalización".

Con la salidas prácticamente cegadas, el alcalde deja el futuro de Limasa para después de las elecciones municipales, señalando que si vuelve a ser alcalde estaría por retomar el proceso, "pero va a depender de los acuerdos con los otros grupos que apoyen un posible pacto de investidura o de gobierno".

El alcalde quiere apremiar a los trabajadores y al comité a que decidan sobre la propuesta municipal teniendo como fecha tope mañana viernes y adelantando ya que la oferta de los trabajadores es "inviable".


El beneficio solo es privado

Con la propuesta municipal, señala De la Torre, queda un margen de dinero de unos 3 millones para maquinaria; en cambio "con la propuesta del comité se consume todo el ahorro que haya y haría falta más dinero para maquinaria; habría que poner dinero para aceptar su propuesta". La propuesta del comité "no es defendible ante la opinión pública, ante los vecinos que son los accionistas y tenemos que responder ante ellos".

El comité de empresa de Limasa no tardó en responderle al alcalde, que acusaba a los trabajadores de defender una propuesta donde sólo habría beneficios para la plantilla y no para la ciudad. «Nos pide hacer una reflexión sobre lo que pedimos, que no es más que lo que hemos ganado por sentencia judicial, y la reflexión la debe hacer él que es el que ha permitido que durante más de 18 años los socios privados de Limasa se lleven más de 30 millones de euros sólo por el canon de asistencia técnica. Si mantiene esta situación, como parece, los privados se seguirán llevando el dinero, sin ningún beneficio para la ciudad. Así que no hable de que tiene que haber un beneficio para la ciudad cuando durante 18 años le ha estado dando ese beneficio a los privados y seguirá haciéndolo sin municipalizar la empresa».

El comité volvió a reunirse en la mañana de ayer con la concejala de Limpieza, Teresa Porras, y cargos directivos de Limasa en otra cita infructuosa donde la concejala insistió en la idea de «hacer tabla rasa» de los últimos años y firmar un nuevo convenio, según las condiciones propuestas por el Ayuntamiento. El comité mantuvo firme su posición de negociar un convenio para los próximo años que contemple la municipalización de la empresa, pero una vez que la empresa asuma el fallo de las sentencias judiciales y abone los atrasos que se derivan de dicho cumplimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook