16 de febrero de 2019
16.02.2019
Mejoras

El Ayuntamiento invierte 450.000 euros en el Parque Forestal del Monte Gibrafaro

Se han rehabilitado senderos, mobiliario urbano, talanqueras y drenajes y se ha creado una nueva zona social y de recreo

16.02.2019 | 17:05
El Ayuntamiento invierte 450.000 euros en el Parque Forestal del Monte Gibrafaro

Con estas actuaciones se ha buscado potenciar el uso social del monte y dar a conocer la vegetación del entorno, además de favorecer el drenaje de aguas tras episodios de lluvias torrenciales

El alcalde, Francisco de la Torre, acompañado por el concejal de Sostenibilidad, José del Río, ha visitado esta mañana el Monte de Gibralfaro, donde el Servicio de Parques y Jardines ha invertido más de 450.000 euros en el proyecto de mejora de este parque forestal, que ha contemplado la rehabilitación de caminos y senderos, mobiliario urbano, talanqueras y drenajes, así como diversas actuaciones silvícolas y la creación de una nueva zona social de recreo infantil.

De hecho, el alcalde ha destacado que estas actuaciones vienen a mejorar el uso ciudadano de este espacio natural urbano, ya que han supuesto la adecuación de los senderos, así como la creación de una zona social en la explanada situada en el carril de subida a Gibralfaro por la calle Pinosol, en la zona trasera de la calle Victoria.

El proyecto fue consensuado por el Área de Sostenibilidad Medioambiental con la Mesa del Plan Director de Gibralfaro, en cumplimiento de la moción institucional aprobada en el pleno en julio de 2017 y fruto de los acuerdos alcanzados entre los grupos del Partido Popular y Ciudadanos. Asimismo, el Área de Sostenibilidad Medioambiental ha consensuado las actuaciones con la Gerencia Municipal de Urbanismo y con los colectivos vecinales de la zona.

Con estas actuaciones se ha buscado potenciar el uso social del parque forestal de Gibralfaro y dar a conocer la vegetación del entorno, así como favorecer el drenaje de aguas tras episodios de lluvias torrenciales, limitando los efectos negativos y la erosión sobre el monte. Así, el proyecto ha supuesto una mejora de más de mil metros lineales de los senderos situados en las zonas norte y este del monte.

Para mejorar la vegetación de la zona, en un primer momento se procedió a la eliminación de las plantas en mal estado y de la vegetación invasora existente en la zona para la posterior plantar especies autóctonas acordes al entorno y ecosistema. En total, se han plantado 505 almendros, 775 algarrobos, 510 acebuches, 1.250 lentiscos, 270 aladiernos y 500 herbáceas y otras arbustivas (como alcaparras, lavandas, durillos o hiedras). De esta forma, se favorece la evolución ecológica y paisajística del monte y se regulan los procesos erosivos.

Posteriormente, para facilitar el tránsito de personas y controlar las lluvias torrenciales, se han mejorado los senderos, se ha sustituido la barrera (bionda) metálica y se han restaurado los taludes. Para ello, se han llevado a cabo diferentes intervenciones, que incluyen, entre otros, la adecuación del firme del sendero; la apertura de cunetas para favorecer la evacuación de aguas y evitar el deterioro del firme del sendero; el perfilado y refino de taludes en desmonte o terraplén; y la construcción de muros de mampostería con material natural para estabilizar el talud en las zonas de gran pendiente que no permitan el perfilado y refino y también de pasos de agua y desagües transversales.

Mejora del mobiliario urbano

En relación con la mejora del mobiliario urbano y elementos de protección, se ha procedido a instalar talanqueras y se ha mejorado el vallado existente en zonas del sendero, especialmente en aquellas zonas más estrechas, con pendiente pronunciada o con taludes más peligrosos. La madera proveniente de los pies eliminados es la que se ha utilizado para la creación de elementos que mejoren el parque forestal como escaleras, bancos, talanqueras, etcétera.

De igual modo, también se ha sustituido la barrera metálica por una ecológica en los carriles de circulación para integrar este elemento de seguridad vial en el entorno forestal, y se han instalado más papeleras en las zonas de mayor afluencia de personas. Todo ello se ha realizado con el fin de regenerar ambiental y paisajísticamente la zona para su uso social, haciéndolo compatible con la preservación de la biodiversidad existente en el parque forestal.
creación de una nueva zona social

Asimismo, se han mejorado las infraestructuras hidráulicas existentes en la ladera norte. Con esta actuación se ha pretendido recuperar la funcionalidad de las infraestructuras de canales y balsas existentes para regular el drenaje de las aguas de lluvia de manera que, junto con las obras de intervención del terreno, permitan una evacuación de aguas más eficiente, tanto para los senderos y laderas como para las edificaciones y urbanizaciones circundantes.

Para lograrlo, se han extraído las deposiciones de tierra asentadas por la lluvia en los canales y vías de desagüe fruto de los arrastres, y se ha incorporado la tierra resultante de esta operación a los senderos colindantes. Por último, se ha creado la zona de uso social, con un parque infantil, en la explanada existente en el carril de subida a Gibralfaro, frente a la calle Pinosol.

Para la instalación del área infantil se han ejecutado obras de adecuación de la zona y nivelación del terreno previamente. Además, se ha instalado un vallado de seguridad para delimitar el área infantil y se ha reubicado el mobiliario. Los elementos de juego se han dispuesto de modo que planteen un recorrido a lo largo de la explanada. Esta nueva zona está compuesta por un área de juegos combinados, una tirolina, un columpio de dos plazas, areneros, dos mesas de pic-nic y un aparca bicis, con sus correspondientes suelos de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp