21 de febrero de 2019
21.02.2019
La Opinión de Málaga
Laboral

Los graduados sociales asesoran gratis a 800 malagueños al año en cuestiones laborales

El Servicio Gratuito de Orientación Jurídico-Socio-Laboral cumple una década con casi el 70% de las atenciones relacionadas con despidos y prestaciones

21.02.2019 | 05:00
Las dependencias del servicio en la Ciudad de la Justicia.

Diez años de trayectoria

  • El 1 de abril de 2009, ya en plena crisis económica, el Colegio de Graduados Sociales ponía en marcha su Servicio Gratuito de Orientación Jurídico-Socio-Laboral. Una iniciativa pionera en España que ha atendido a más de 8.000 usuarios en esta década, gracias a los más de 60 graduados sociales que de manera desinteresada participan.

La iniciativa fue pionera a nivel nacional y ha sido imitada por otros muchos colegios.

El Servicio Gratuito de Orientación Jurídico Laboral de la Ciudad de la Justicia, puesto en marcha en febrero del año 2009 por el Colegio de Graduados Sociales de Málaga, cumple una década con más de 8.000 usuarios atendidos, la mayoría por cuestiones relacionadas con temas de despidos o de prestaciones. Esta iniciativa, concebida como un primer instrumento de asesoramiento principalmente para personas con pocos recursos económicos, fue pionera en su momento dentro del gremio y su labor ha sido tan fructífera que rápidamente despertó el interés de otros colegios de graduados, siendo ya 30 los que han implantado un servicio similar.

«El balance es muy positivo. Han sido muchos los malagueños que ha acudido a este servicio y que han recibido orientación de cara a decisiones que deben tomar, ya sea por un despido, por reclamaciones de cantidad, porque no cobran en sus empresas o por saber si tienen derecho a prestaciones o pensiones, incluso por cuestiones de extranjería», detalló a este periódico el presidente del Colegio, Juan Fernández, que destaca también que el servicio arrancó en un contexto de plena recesión económica (impulsado por el entonces presidente, Agustín del Castillo), lo que ha hecho aún más valiosa su aportación. Precisamente ayer, 20 de febrero, se celebraba a nivel internacional el Día de la Justicia Social.

El órgano es atendido de forma altruista por más de 60 colegiados que se organizan en turnos para cubrir el horario de atención al usuario (de lunes a viernes, de 9.30 a 13.30 horas, sin que haga falta cita previa). Para entrar a formar parte del servicio hay que acreditar un mínimo de dos años de experiencia como graduado social, aunque en cada turno esta persona está también acompañada, bien por otro graduado que no precisa este requisito, bien por alumnos del tercer curso de la Escuela de Relaciones Laborales.

«Lo pusimos en marcha en plena crisis, cuando vimos que había muchos trabajadores, pensionistas y empresarios que necesitaban de un asesoramiento por todos los problemas de despidos o reclamaciones de cantidad que se estaban produciendo. Muchas personas no tienen además la posibilidad económica de ir a un despacho», comentó el coordinador del servicio desde sus inicios, Rafael Pozo. Este asesoramiento, en todo caso, no supone sustraer trabajo a la profesión.

De todas las consultas atendidas en estos diez años, el 37% es por temas de despido, el 32% por prestaciones (pensiones, desempleo), otro 16% por derechos laborales (vacaciones, horarios,...) y un 15% por salarios.

«Lo que se hace es poner al usuario en conocimiento de todos sus derechos, situación, plazos, etc. Son gente, por ejemplo, que han sido despedida de forma verbal y quieren ver si el proceso es legal o no y qué indemnización les correspondería. Es un servicio de consulta pero luego esta persona, si tiene que interponer una demanda, lo normal es que acuda a un despacho», afirmó Pozo.

Muchos de los usuarios que van al Servicio Gratuito de Orientación Jurídico Laboral de la Ciudad de la Justicia vienen derivados de la Inspección de Trabajo, del servicio de arbitraje CMAC, de algún sindicato o de las propias oficinas de la Seguridad Social, donde hay carteles que publicitan este órgano.

Objetivo comarcal

Uno de los objetivos de los graduados sociales es implantar este servicio también en las comarcas. De hecho, hay conversaciones al respecto desde hace tiempo con el Ayuntamiento de Marbella pero, de momento, no se han concretado.

Pozo explicó también que los diez años del Servicio Gratuito de Orientación y el alto grado de satisfacción mostrado por los usuarios revela que la capacitación de los graduados para atender este tipo de tareas. No hay que olvidar que el gremio viene reclamando su entrada en el turno de oficio de abogados y procuradores, tal y como recoge el catálogo de profesiones de la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil de 2015.

«Eso está aún por desarrollar, pero hemos demostrado que tenemos la capacitación necesaria para entrar en el turno de oficio, dentro de nuestra rama de Derecho del Trabajo y Seguridad Social», apuntó. Esta posibilidad, de materializarse en el futuro, no afectaría al mantenimiento del Servicio Gratuito de Orientación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook