22 de febrero de 2019
22.02.2019
Comercio

Las exportaciones bajan un 6,5% en Málaga y frustran un nuevo récord

La provincia cierra 2018 con 2.055 millones de euros y rompe una racha de cuatro años consecutivos al alza Las importaciones cayeron un 34%

22.02.2019 | 05:00
Trabajadores en una finca de olivar.

La provincia de Málaga no ha logrado ratificar un nuevo récord histórico de exportaciones en 2018 tras pulverizar durante cuatro ejercicios consecutivos su propia marca, al cerrar el ejercicio con 2.055,7 millones de euros, un 6,5% por debajo de los casi 2.200 millones que se firmaron en 2017 y que quedan como el mejor registro de siempre, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Economía, Industria y Competividad. Aún así, el volumen de 2018 supone nuevamente más del doble del registrado en 2007 (980 millones), en pleno boom económico, cuando las empresas malagueñas fiaban casi toda su actividad al tirón de la demanda interna y las exportaciones eran algo opcional. La crisis cambió por completo este panorama y obligó a las compañías a elaborar planes de internacionalización para buscar en otros países el negocio perdido en España.

El menor precio alcanzado en este pasado ejercicio por productos clave para Málaga como el aceite de oliva o la actual coyuntura internacional, condicionada por las tensiones comerciales que genera la política del presidente de EEUU, Donald Trump, pueden estar entre las causas de este descenso, en opinión de los expertos.

El grueso de las exportaciones sigue correspondiendo al sector agroalimentario malagueño, donde se concentran productos tan pujantes como el aceite de oliva o los cultivos subtropicales (sobre todo el mango y el aguacate). Este sector aglutina, con 1.1008,9 millones, el 49% del comercio exterior en la provincia aunque baja sus cifras un 11% sobre 2017.

Por otro parte, las importaciones bajaron en Málaga un significativo 34,2% en 2018 en relación al año anterior para un total de 2.103 millones de euros, lo que podría indicar una ralentización del consumo tras un 2017 que firmó cifras muy altas. La balanza comercial de la provincia (diferencia entre exportaciones e importaciones) se sitúa así ligeramente en positivo, con un superávit de cerca de 100 millones.

Andalucía sí cerró el pasado año 2018 con el «mejor registro exportador de su historia», un total de 32.439 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 4,9% sobre 2017 (2,1 puntos más que el incremento medio nacional, del 2,8%).

De esta forma, Andalucía se sitúa como la comunidad autónoma que más ha contribuido al crecimiento de las exportaciones de España en el último año, aportando uno de cada cinco euros del crecimiento total (0,6% del 2,8%), el mismo porcentaje que País Vasco, según destacó ayer la Junta.

Con este nuevo registro récord, Andalucía se sitúa por segundo año consecutivo como la segunda comunidad en el ranking de exportadoras nacionales; alcanza el mayor porcentaje nunca logrado sobre el total de las exportaciones españolas, el 11,4%, y presenta el segundo mejor crecimiento de las cinco comunidades más exportadoras.

Según datos del Ministerio de Economía y Empresas elaborados para Andalucía por Extenda, la comunidad autónoma exportó en 2018 productos por valor de 32.439 millones e importó por 32.519 millones, lo que la sitúa rozando el equilibro comercial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook