22 de febrero de 2019
22.02.2019
Limasa

El gerente de Limasa plantea un pacto para mantener puestos hereditarios

De la Torre afirma que heredar puestos "no es compatible»" con una empresa municipal - La oposición pide explicaciones

22.02.2019 | 05:00
El gerente de Limasa, Rafael Arjona, junto al acalde en una comparecencia en 2013.

El gerente de Limasa, Rafael Arjona, planteó la posibilidad de llevar a cabo un pacto de silencio con los trabajadores para mantener los puestos hereditarios una vez que la sociedad de limpieza fuera municipalizada.

Este planteamiento fue expuesto por Arjona en una de las reuniones que, junto a la concejala Teresa Porras, mantuvo por los diferentes cuartelillos de Limasa para exponer a la plantilla la oferta municipal, según las grabaciones difundidas por la cadena Ser.

En un momento dado, Arjona deja caer la opción de llegar a un acuerdo para que se sigan manteniendo los llamados puestos heredados, pero «mientras no haya ese silencio no se pactará nada», advirtió, poniendo como ejemplo de ese sigilo a la EMT y a Emasa donde, según Arjona, hay un pacto para que entre el hijo, aunque «no se queda fijo».

Todos en el Ayuntamiento han reaccionado a estas palabras. El primero, el alcalde que dijo ayer que «le tienen que preguntar a Arjona, porque muchas veces las declaraciones tomadas desde un móvil o como sea, hay que ver si son exactamente completas o no. Él habla de que eso, la conversación grabada, no está completa. Yo no puedo entrar en ello».

Eso sí, De la Torre aseguró que «es incompatible, y lo hemos dicho siempre, el que sea una empresa municipal y que haya puestos heredados. Eso es incompatible, absolutamente».

Por su parte Ciudadanos exigirá al alcalde que comparezca en el próximo pleno para que dé explicaciones sobre la política laboral y, más concretamente «sobre los puestos hereditarios en Limasa», e informe «a las claras» de su hoja de ruta para el futuro de la empresa.

Alejandro Carballo hizo mención a los puestos hereditarios en la empresa y, particularmente, a las grabaciones conocidas, en las que «el gerente de Limasa, Rafael Arjona, planteó la posibilidad de llevar a cabo un pacto de silencio con los trabajadores para mantener los puestos hereditarios una vez que la sociedad de limpieza fuera municipalizada». «Nos preocupa que siga apostándose por esta vía. Ya en la comisión de investigación que presidimos y que acabó también la Fiscalía salió a relucir que en la última década se habían heredado 196 puestos de trabajo. No es de recibo por mucho que la empresa tenga estatutos privados, pero es un servicio público», dijo.

A su vez el portavoz socialista, Daniel Pérez, apuntó sobre las grabaciones que «demuestran una vez más el chiringuito en el que han convertido el Ayuntamiento». Por ello, dijo que la «prioridad» de los socialistas es «poner fin a las malas prácticas y tejemanejes cometidos por el gobierno del Partido Popular en estos 25 años al frente del Consistorio».

El portavoz socialista rechazó «por completo» este tipo de prácticas «ya que ponen en evidencia una manera de hacer política y gestionar la ciudad completamente oscura e inaceptable. Son chanchullos y actitudes poco legales que se ejercen en las empresas municipales y no pueden ni deben seguir».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook