27 de febrero de 2019
27.02.2019
Certamen

El malagueño David Llamas, subcampeón nacional de Panadería Artesana

Espetos hechos de panes, pan de trigo decorados como si fuesen biznagas, entre otros guiños a la ciudad, le han dado el segundo puesto

27.02.2019 | 14:34
David Llamas junto a su creación para el concurso.

Haciendo guiños a Málaga. Así ha conseguido David Llamas quedar en segundo lugar en el Campeonato Nacional de Panadería Artesana que organiza la Confederacion Española de Panadería, Pastelería, Bollería y afines (Ceopan) y que ha tenido lugar del 22 al 26 de febrero en Madrid. Y es que una de las piezas que lo ha hecho subcampeón es un espeto hecho de panes.

Esa fue su elección para la pieza artística, una de las tres modalidades en las que se evalúa este certamen y a las que se suman pan tradicional y bollería. En la tradición se atrevió con un pan de trigo duro, el típico pan cateto, pero en "versión mejorada", explica el malagueño que añadió flores por fuera como si se tratase de una biznaga.

En cuanto a la bollería se decantó por croissants, una pieza hojaldrada de fruta y un panecillo con una maceta de queso de cabra con pasas moscatel. "Todo muy malagueño y queriendo defender Málaga", dice David "contento" por el resultado. Además, añadió a su mesa diferentes tipos de panes grandes, cuatro variedades de panecillos distintos y una torta de aceite, entre otros.

Sin embargo, la pieza estrella fue la artística, para la cual se pide que se haga referencia a un monumento o elemento que represente a la ciudad a la que cada participante representa. Y la barca con los espetos hechos de panes típicos de toda Andalucía fue su elección. Era su primera vez en el certamen y obtener el segundo premio ha sido "duro", relata David, recordando al resto de fuertes "combatientes" a los que se ha enfrentado. Eran un total de 11 y Andalucía se ha visto representada ampliamente con concursantes no solo de Málaga como David, sino también de Cádiz, Almería y Granada.

Este vecino de Ciudad Jardín lleva toda su vida relacionado con el mundo de la panadería. Su padre, dedicado a las maquinarias de este sector, hizo que desde pequeño le llamase la atención todo lo que tenía que ver con los panes. Pero al contrario que su padre, David sentía curiosidad por la artesanía, por las masas y no tanto por las máquinas. Así que se decantó por ello y tras muchos años con panaderías, pastelerías y estudios en Barcelona y Francia ahora se dedica a la docencia.

Trabaja como profesor en el Centro de Formación Mlouza y este año, alentado por compañeros de profesión, decidió presentarse al concurso, del que ha conseguido salir como subcampeón y añadiendo otro logro más a su currículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp