01 de marzo de 2019
01.03.2019
Impuestos

Podemos reclama que Málaga deje de aplicar el mismo IBI a grandes empresas y a viviendas

Sólo dos de los 50 hoteles de la capital pagan un IBI diferenciado y tan sólo un 2% de los 140.723 inmuebles no residenciales pagan un IBI diferente

01.03.2019 | 05:00
Fachada de la empresa de recaudación municipal, Gestrisam, en Tabacalera.

Se gravan más las tasas, que son iguales para todos, que los impuestos

  • Málaga «tiene el dudoso honor de ocupar el último puesto en justicia fiscal» de las ciudades españolas mayores de 300.000 habitantes (datos 2016 y 2017), critica Podemos. La presión fiscal en Málaga «es injusta y regresiva», al nutrir sus ingresos en una proporción muy elevada con tasas y precios públicos en atención al pago de bienes públicos de obligado uso (bus, agua), y muy baja en impuestos en atención a la renta (IBI fundamentalmente), afirman la formación. Dicho de otro modo, Málaga es la ciudad en la que menos se paga según la riqueza de sus habitantes y en la que más por los servicios municipales. Para entenderlo con un ejemplo: bajar un 10% el IBI supone para una familia de Puerta Blanca 15 euros al año; bajar un 10% el billete de autobús, puede suponer un ahorro de 400 euros al año para la misma familia.

Podemos afirma que con una recaudación más justa se podrían ingresar cerca de 60 millones más

Frente al reiterado anuncio del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga de que la capital es una de las ciudades con más baja fiscalidad de toda España, con el IBI más bajo de las capitales andaluzas, la formación Podemos, a través de su concejal en el Ayuntamiento Juan José Espinosa y del responsable de Economía en Málaga, Miky González, muestran con sus números una realidad distinta con la que definen «la presión fiscal en Málaga como injusta y regresiva».

En concreto, en referencia al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Podemos desvela que Málaga tiene el tipo de IBI más bajo aplicado a grandes almacenes, industrias, comercios, locales de ocio, hoteles y restaurantes, «por lo que se dejan de ingresar millones de euros de empresas con muy elevados beneficios». Esto es así porque el tipo de IBI que se aplica a estas empresas es el mismo que se aplica a las viviendas ­ –que ciertamente es bajo: un 0,4510- cualquiera que sea su valor catastral.

Existe un IBI diferenciado a aplicar a los inmuebles no residenciales. Sin embargo, señala Podemos, este IBI diferenciado en Málaga se aplica sólo al 2% de inmuebles no residenciales, «cuando la Ley de Haciendas Locales permite poder aplicarlo hasta al 10% de estos inmuebles».

En Málaga hay 140.723 inmuebles no residenciales, pero tan sólo 2.769 de ellos (un 1,97%) paga un tipo de IBI diferenciado superior al residencial (0,451%) cuando si se aplicase a un 10 por ciento podrían hacerlo 14.072 de ellos.

Para aplicar este IBI diferente, cada Ayuntamiento fija el llamado umbral de valores a partir del cual se aplica ese tipo diferenciado. Podemos señala que en el caso de Málaga «nos encontramos con umbrales sospechosamente altos».


En el sector de hoteles y negocios de ocio, ese IBI diferenciado sólo se aplica a los hoteles con un valor catastral superior a 26,6 millones de euros. Ello lleva a que, según una respuesta ofrecida por Gestrisam a Podemos, en Málaga, de los 51 establecimientos hoteleros existentes en la capital, sólo dos de ellos pagan un IBI superior diferenciado.

Aplicando el 1,1% en lugar del 0,451% (tipo aplicado a viviendas) a los actuales inmuebles con tipo diferenciado (2% de todos ellos), Málaga aumentaría sus ingresos en 13 millones de euros.

A su vez aplicando el tipo del 1,1% en lugar del 0.451% al restante 8% de inmuebles no residenciales – hasta alcanzar el 10%- Málaga generaría unos mayores ingresos de 44 millones de euros, que sumados a los 13 millones anteriores alcanzarían los 57 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook